ALEMANIA | EL ISLAM FORMA PARTE DE ALEMANIA, DECLARA ANGELA MERKEL

Editor Noticiero DC |

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, se pronunciaron en Berlín contra del terrorismo y la xenofobia, tras los atentados de París y el auge del movimiento islamófobo Pegida en Alemania. 
"El islam forma parte de Alemania", declaró la canciller, quien hizo suyas así las palabras pronunciadas en 2010 por el entonces presidente germano, Christian Wulff. 
En una rueda de prensa conjunta con Davutoglu, Merkel dijo ser "la canciller de todos los alemanes", lo que "incluye a todos aquellos que viven permanentemente en Alemania, sin importar la procedencia". 

Al mismo tiempo, señaló que Alemania está haciendo todo lo posible por que la integración sea exitosa y subrayó que todos los que cumplen las leyes alemanas y hablan el idioma son bienvenidos, independientemente de la religión que profesan. 
Reconoció la "necesidad de reforzar el diálogo entre las religiones" y señaló que todavía existe "mucho desconocimiento". 
Merkel se mostró agradecida de que los musulmanes en Alemania hayan trazado una línea divisoria al decir "un claro no" allí "donde la violencia sirva de medio para solucionar un conflicto". 
Por su parte, el primer ministro turco se pronunció en contra de "toda corriente radical, pero del mismo modo contra la xenofobia", y agregó que "estas corrientes son peligrosas y no se deben dar". 
Al mismo tiempo, se pronunció en contra de identificar el terrorismo con el islam, de la misma manera que en los atentados de Oslo en 2012 "tampoco se habló de terrorismo europeo o cristiano", y advirtió de que "generalizar conduce a la guerra entre religiones". 
Por otra parte, el primer ministro rechazó que Ankara no esté haciendo lo suficiente en la lucha contra el terrorismo y dijo que Turquía siempre está dispuesta a colaborar con los servicios secretos de otros países. 
"No se puede acusar a Turquía de forma injustificada. Eso no lo aceptaremos", dijo Davutoglu al responder a una pregunta sobre el paso por Estambul rumbo a Siria de la esposa  y supuesta cómplice de Amedy Clulibaly, uno de los terroristas de los atentados de la semana pasada en París. 
"Esta mujer llegó a Turquía desde Madrid. ¿Se puede por eso acusar a España?", declaró el primer ministro, quien reiteró que "contra el terrorismo Turquía ha hecho todo lo que está en sus manos". 
En este sentido, subrayó que los servicios secretos francés y turco están colaborando estrechamente. 
Al mismo tiempo, Davotuglu, que participó en la marcha contra el terrorismo ayer en París, señaló que le habría gustado ver la misma solidaridad hacia Turquía, por ejemplo tras el doble atentado en la ciudad meridional de Reyhanli en 2013, que dejó casi cincuenta muertos y del que Ankara responsabiliza al régimen sirio. 
En este sentido, recordó que Turquía es el país que está pagando "el precio más alto" por la guerra en Siria debido a su situación geográfica y que podría haber cerrado sus fronteras, pero no lo ha hecho para poder acoger a los refugiados sirios. 
Por su parte, Merkel calificó a Turquía de "aliada" en la lucha contra el terrorismo. 
"Actuamos conjuntamente. A veces tenemos matices diferentes en nuestros enfoques, pero eso no impide que luchemos mano a mano contra el terrorismo", subrayó.