ALEMANIA | MERKEL: "HEMOS APRENDIDO MUCHO DE LA EXPERIENCIA DEL TERRORISMO"

Noticiero Demócrata Cristiano |

«Es cierto que han llegado refugiados que anteriormente habían cometido crímenes en sus países, es cierto que hay otros que después se han radicalizado, pero también es cierto que hay muchos, muchos otros que merecen apoyo», ha dicho Merkel en una entrevista que el diario Bild Zeitung, el más leído de Europa, ha retransmitido en directo a través de internet. «Hemos de hacer todo lo humanamente posible, poner a funcionar toda la fuerza del Estado, para evitar esos atentados extremistas y hemos aprendido mucho, desgraciadamente a través de duras experiencias, por lo que ahora estamos mejor preparados».

Así ha resuelto la canciller alemana la difícil pregunta sobre la relación entre terrorismo y refugiados que planteaban los lectores de Bild en preguntas grabadas en vídeo y que a lo largo de la entrevista iba centrando el periodista Nikolas Blome. En una de ellas, una lectora de Leipzig ha reprochado a Merkel que las diferentes clases sociales alemanas no tienen que lidiar de forma equiparable con los problemas de la integración de los refugiados. «No hay programas de integración en los clubes de golf», ha aclarado Blome, a lo que Merkel solamente ha podido responder que «el Estado, en todos los niveles de las instituciones, está haciendo grandes esfuerzos al respecto».
Las preguntas eran certeras y muy pegadas a la realidad diaria del electorado alemán, como la que ha enfrentado a Merkel ante el hecho de que dedica mucho más tiempo en su despacho a negociar con Putin que a ocuparse del lamentable estado en el que se encuentran muchas escuelas alemanas. Pero Merkel, con agilidad, ha respondido que «todos los alemanes quieren vivir en paz, no en guerra, no en situación de conflicto, por eso cada minuto que paso hablando con Putin me estoy ocupando de necesidades prioritarias de los alemanes». También ha recordado que «el estado de las escuelas es competencia de las autoridades locales y, visto que eran demasiado lentas en las mejoras, acabamos de reformar la Constitución para que el Estado federal recupere competencias y pueda ayudar más al respecto, además de dar luz verde a un programa de 3.500 millones de euros para esas reformas y establecer un ambicioso programa de digitalización de los colegios y formación continuada para los profesores».
La entrevista ha puesto de manifiesto que uno de los asuntos que más indignados tiene a los electores alemanes es el escándalo del diésel y el hecho de que el Estado, en lugar de enfrentarse a la industria, esté lanzando programas de impulso de esta tecnología. Merkel ha reconocido estar «enfadada» y ha criticado duramente a las empresas automovilísticas por haber «perdido la confianza», cometido «errores relevantes» y por haber «utilizado masivamente huecos en los test de control», pero ha puesto por delante los 800.000 empleos alemanes que soporta el sector y ha asentido al enfocar la posibilidad de castigos sobre los directivos responsables del abuso y que a finales de año cobrarán igualmente sus millonarios bonos. La canciller alemana ha sugerido que la industria podría «reaccionar» al respecto y que, aunque «no es competencia política», «sospecho que lo harán».
Otra de las preguntas de los ciudadanos a la canciller se ha referido a qué puede aportar después de tantos años en el gobierno y Merkel lo ha dejado claro: «experiencia, muchos exámenes aprobados y muchas ganas». «La digitalización, Europa, la seguridad… suponen nuevos retos y desde la experiencia acumulada estoy segura de que podemos darles respuesta».