PANAMA | JUVENTUD DEL PARTIDO POPULAR SOBRE LA CRISIS POLÍTICA Y LOS HECHOS VIOLENTOS DEL 26 DE OCTUBRE DE 2012

Editor Noticiero DC |

Los jóvenes Demócrata Cristianos del Partido Popular repudiamos de manera categórica, los actos violentos perpetrados el día viernes 26 de octubre en la ciudad de Panamá en el marco de las manifestaciones que se llevan a cabo y que reclaman la inmediata derogación de la nefasta e inconsuta Ley 72, así como la agresión de algunas unidades policiales a varios civiles que fueron víctimas circunstanciales de esta lamentable situación.
Condenamos enérgicamente, el uso de la fuerza y la violencia, la criminalización de la lucha social, la violación a los derechos humanos y las garantías individuales de que fueron objeto tanto civiles, hombres y mujeres, niños y niñas, comerciantes, trabajadores y funcionarios de varias empresas e instituciones públicas cercanas al lugar de los hechos.

Si bien no somos partidarios de acciones beligerantes para la resolución de conflictos, respetamos las decisiones, acciones y determinaciones que lleven a cabo las organizaciones civiles, políticas, cívicas y de trabajadores para lograr la respuesta a sus demandas; siempre que las mismas se enmarquen dentro del respeto a la propiedad ajena, a la dignidad humana y busquen realmente enaltecer el bienestar común.
La situación por la que atraviesa nuestro país, es producto de las decisiones inconsultas e imposiciones de una bancada de gobierno que parece administrar el estado en beneficio de unos cuantos y no de todos los panameños.
Asimismo, la falta de capacidad de diálogo mostrada en este suceso, es una constante del gobierno del Presidente Martinelli, y que en los hechos presentes no ha quedado exento al privilegiar el uso de la fuerza pública antes que al diálogo, lo que pone al descubierto el gran retroceso que, en materia de Derechos Humanos y Democracia sitúa al desarrollo de nuestra historia.
Consideramos que la represión y el abuso de la fuerza pública en contra de los estudiantes, manifestantes y civiles pone de manifiesto las graves deficiencias de esta administración para gobernar bajo el marco del Estado de Derecho, por lo que exigimos:
1. La Derogación inmediata de la nefasta e inconsulta Ley 72.
2. La Liberación inmediata de los manifestantes detenidos, si no existe prueba vinculante con hurtos o daños de estos a la propiedad privada.
3. Así mismo, solicitamos de manera muy respetuosa a organizaciones, defensores de derechos humanos, a la comunidad estudiantil y a la ciudadanía en general, a mostrar su solidaridad con los afectados en este lamentable suceso, y no permitir que se tergiversen ni parcialicen los hechos.
Si atacan a uno, nos atacan a todos!
¡Democracia ya, Patria para todos!
Juventud del Partido Popular de Panamá