PANAMA | MILTON HENRIQUEZ, PRESIDENTE PARTIDO POPULAR: "LLEGO EL AGUA, SE VA EL AGUA"

Editor Noticiero DC |

En Panamá siempre nos hemos sentido orgullosos de la calidad de nuestra agua. La ‘champaña del Chagres’ se podía beber con toda confianza. Así mismo nos preocupábamos algunas veces si el verano se extendía porque podía escasear el agua y nos tranquilizábamos cuando empezaban las lluvias. Ahora estamos en la situación opuesta, por varios meses en los últimos dos años el agua de la pluma venía con color, con olor y con sabor (a tierra) y su consumo llegó a producir diarreas y otros problemas de salud y la escasez se dio en la temporada lluviosa. Ahora que hemos entrado en la época de lluvias muchos nos preocupamos de que volvamos a tener una crisis de agua por tercera vez en los tres años de este gobierno.
Si bien los metropolitanos podemos pensar que solo tenemos que preocuparnos los que bebemos agua de Chilibre, la realidad es que hay varias potabilizadoras a lo largo del país en situación crítica, que requieren atención inmediata.

También es cierto que los niveles de turbiedad han aumentado en varias de nuestras fuentes acuíferas por diversas razones y que la mayoría, si no todas las plantas potabilizadoras, deben todavía ser ajustadas a esas nuevas realidades.
Para los que deseen ver una buena explicación de la situación y el proceso de potabilización les recomiendo este video en You Tube en donde el Ing. Tomás Chué hace una excelente presentación. http://youtu.be/EdUERzAv4R4
He leído la noticia en donde la empresa Biwater anuncia que ha hecho entrega de la obra en la planta ‘Federico Guardia Conte’ (potabilizadora de Chilibre) y que lograron potabilizar ‘280 millones de galones’ (el contrato solo les exigía 250 millones de galones) sin haber regresado al diseño original, si no manteniéndose en el diseño reducido que ellos habían logrado con las adendas al contrato.
Esta entrega fue realizada a finales de la temporada seca y el mismo representante de Biwater se manifestó a la expectativa de lo que pasará en la temporada lluviosa. Si la empresa logró producir esa cantidad de agua potable con su nuevo diseño y si puede producir los 250 millones de galones en la temporada lluviosa establecidos en el contrato, habrá que reconocerlo. Pero el IDAAN todavía tiene que informar qué está haciendo en las demás potabilizadoras para brindar el servicio de agua potable, confiable, continua y con la presión adecuada para todo el país. No sea que de nuevo cuando llegue el agua se vaya el agua.