.


 

RESOLUCION DE ODCA SOBRE ELECCIONES EN NICARAGUA

Noticiero Demócrata Cristiano |

El Consejo de la ODCA, reunido el 12 de noviembre de 2021, acuerda la siguiente Resolución ante las Elecciones realizadas en Nicaragua:

 

1. La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) rechaza y no reconoce legitimidad a los resultados de las elecciones realizadas en Nicaragua el pasado 7 de noviembre, que tuvieron como único objetivo la perpetuación en el poder del régimen dictatorial encabezado por Daniel Ortega y Rosario Murillo.

 

2. La ODCA formula un llamado a los gobiernos latinoamericanos y a la OEA para adoptar medidas destinadas a rechazar estas elecciones, considerarlas nulas, y demandar nuevas elecciones a la brevedad posible con las garantías consustanciales a un Estado democrático.

 

3. La ODCA demanda a las autoridades nicaragüenses respetar los derechos humanos de sus ciudadanos, y cumplir con los pactos y convenciones internacionales de Derechos Humanos, lo que implica la obligación de liberar a todos los presos políticos, detener la judicialización de la política y cesar los procesos destinados a inhabilitar a líderes de oposición, restaurar los derechos civiles y políticos, permitir el ingreso de organizaciones internacionales de derechos humanos, y cesar la persecución de la disidencia.

 

4. La ODCA rinde un homenaje a los que han enfrentado y resistido ante este régimen represivo, nuestro respeto a los que han ofrendado sus vidas, a los secuestrados políticos, y a todos los que han sufrido acoso, persecución, despojo, y represión selectiva.

 

5. La ODCA reitera que la solución pacífica y cívica a la crisis nicaragüense es el restablecimiento de la democracia y los derechos humanos, lo que implica necesariamente la realización de nuevas elecciones libres, transparentes, pluralistas, equitativas, con plenas libertades públicas, sin presos políticos, sin intervención y favoritismo del gobierno, con un órgano electoral independiente, y con observación internacional.

 

6. La ODCA hace un llamado a todas las internacionales políticas internacionales, a que aunemos nuestras voces en defensa de los derechos humanos de los nicaragüenses, desconozcamos los resultados de la farsa electoral de Ortega, y coadyuvemos a la celebración de unas prontas y nuevas elecciones en Nicaragua, que sean libres y democráticas, y puedan los nicaragüenses encaminarse hacia la paz, la democracia y el desarrollo.