.


 

ODCA CONDENA REPRESIÓN EN CUBA Y SOLIDARIZA CON MARCHA OPOSITORA DEL 15 DE NOVIEMBRE

Noticiero Demócrata Cristiano |

Presentada por el Partido Demócrata Cristiano de Cuba

 

Ante la ola represiva que el gobierno de Cuba ha desatado durante las últimas semanas como respuesta a las multitudinarias y pacificas manifestaciones que tuvieron lugar en numerosas ciudades del país el pasado 11 de julio, la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) resuelve:

 

1. Condenar al régimen cubano por responder a las protestas pacíficas del 11 de julio con el uso intensificado, a una escala no vista desde hace muchos años y de forma desfachatada de la misma maquinaria de control, represión y terror que por décadas se ha utilizado para criminalizar la protesta pacífica y para hostigar y encarcelar a ciudadanos críticos de su gobierno.

 

2. Exigir a las autoridades cubanas la libertad inmediata e incondicional de los cientos de personas que aún permanecen detenidas por el solo delito de haber participado en las manifestaciones pacíficas del 11 de julio y de todos los otros presos políticos en Cuba.

 

3. Denunciar el uso por el gobierno cubano de drásticas tácticas represivas tales como el arresto y detención arbitrarias de miles de ciudadanos cubanos, durante y después de las protestas del 11 de julio, muchos de los cuales fueron sujetos a golpizas y maltratos; decenas de ellos fueron encausados en juicios sumarios donde se les negó la defensa y la presencia de sus familiares y luego condenados a meses de prisión o al pago de multas excesivas y obligados a permanecer en arresto domiciliario por tiempo indefinido. Otra medida arbitraria ha sido la imposición en todo el país de medidas de censura e interrupciones al servicio de Internet.

 

4. Apoyar la gestión del Consejo para la Transición Democrática en Cuba, reciente iniciativa encaminada a concertar diversas corrientes del pensamiento político democrático y de organizaciones representativas de la sociedad civil independiente, dentro y fuera de la isla, en un esfuerzo conjunto por promover y facilitar una transición pacífica a una plena democracia en Cuba.

 

5. Expresar nuestra solidaridad y respaldo a la convocatoria formulada por el Proyecto Archipiélago y el Consejo para la Transición Democrática en Cuba -y que ha sido apoyada por muchas otras organizaciones de la sociedad civil independiente en este país- para que el próximo 15 de noviembre se lleve a cabo una marcha pacífica reclamando por el cambio y la liberación de todos los presos políticos.

 

6. Exhortar a la comunidad democrática internacional a pronunciarse públicamente en todos los foros e instancias posibles condenando la represión desatada por el régimen cubano en contra de su propio pueblo y exigiendo respeto y protección a los cubanos que opten por participar en la marcha del 15 de noviembre en ejercicio de sus derechos ciudadanos incluyendo aquellos que son reconocidos en el Artículo 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Artículo 56 de la propia Constitución cubana tales como la libertad de reunión y de asociación pacificas.