ODCA RECHAZA DECLARACIONES DEL PRESIDENTE TRUMP CONTRA MÉXICO

Noticiero Demócrata Cristiano |


La semana pasada, el Presidente de Estados Unidos Donald Trump retomó su estrategia electoral que consiste en hostilizar la relación con México, su vecino del sur y principal socio a  nivel  mundial  con  un intercambio comercial que rebasa los 97 mil millones de dólares en el primer bimestre del año.

Con  el  pretexto  del  incremento  de  los  flujos  migratorios,  el  gobierno  estadounidense  ha  amenazado  con imponer  un  5%  de  aranceles  sobre  todos  los  productos  importados  de México  a  partir  del  próximo 10  de junio,  los  cuales  aumentarán  gradualmente  hasta  alcanzar  un  25%  en  octubre;  cabe  resaltar  que  esta medida viola flagrantemente lo que dispone el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aún vigente, así como las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).


Además, la imposición unilateral afecta inequívocamente el comercio bilateral y representa un obstáculo para la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que se encuentra en discusión en los congresos mexicano y canadiense.

La decisión de Trump afectará primero a los consumidores estadounidenses pues los importadores de productos y alimentos no van a absorber el incremento, sino que lo trasladarán a los consumidores.

Si bien el incremento de los flujos migratorios representa un reto para toda la región Centroamericana, es inconcebible que se utilice de pretexto para enviar mensajes políticos a los ciudadanos estadounidenses de cara al proceso electoral presidencial de 2020.

En ese sentido, los partidos integrantes de la Organización Demócrata Cristiana de América rechazamos los señalamientos y descalificaciones contra México por parte de Donald Trump, así como las medidas comerciales tomadas por su gobierno que sólo afectarán a los consumidores estadounidenses, además de atentar contra el libre comercio, situación que puede derivar en una afectación en el comercio regional.

Por ello, nos solidarizamos con el país hermano de México y con el Partido Acción Nacional (PAN) de dicho país, en su lucha permanente por defender el interés superior del país, y el bien común de todos los mexicanos.