ESPAÑA | RAJOY CITA A 600 CARGOS PARA RELANZAR AL PARTIDO POPULAR

Editor Noticiero DC |

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convocó este miércoles al máximo órgano del partido entre congresos, la Junta Directiva Nacional, que llevaba dos años sin reunirse y que la última vez se organizó para zanjar la crisis provocada por el estallido del caso Bárcenas. Se reunirá por tercera vez en la legislatura el martes en Madrid. La cita, a la que están llamados 600 cargos, busca apaciguar las críticas internas que exigen revisar las políticas del Gobierno y reactivar al PP.
El tiempo apremia porque el partido tiene ocho semanas para dar la vuelta a las encuestas y evitar una hecatombe en las autonómicas y municipales, que el 24 de mayo pondrán en juego el inmenso poder territorial acumulado en 2011 (más de 3.500 alcaldías y 11 Gobiernos autonómicos). 
La cita con las urnas es clave porque, tradicionalmente, quien vence con claridad en esos comicios acaba gobernando en España (salvo en 2007).

Rajoy planea responder a la creciente inquietud interna con anuncios de cambios en política social para recuperar la moral de los suyos y los votos perdidos. La junta directiva pretende lanzar la precampaña y evitar una crisis interna. Es el único órgano legitimado para llevar a cabo cambios en la dirección del PP, previo paso por el comité ejecutivo, pero los dirigentes consultados descartan que Rajoy se atreva con una remodelación de la cúpula en plena precampaña electoral. Uno de los barones consultados no descarta que se refuerce el equipo de campaña y se rebaje el protagonismo de Carlos Floriano, un dirigente muy contestado.
Aunque son muchos los cargos que reclaman que una persona liberada (sin obligaciones institucionales) se ponga al frente del partido para ayudar o incluso sustituir a María Dolores de Cospedal, fuentes de la dirección rechazan que Rajoy vaya a hacer relevos la semana que viene. “Destituir a Cospedal la desautorizaría como candidata en Castilla-La Mancha, uno de los Gobiernos que el PP aspira a revalidar”, explica un alto cargo. Los más cercanos a Cospedal dan por hecho que seguirá en el puesto, sobre todo tras la llamada que Rajoy le hizo hace semanas para que disipase cualquier duda sobre su continuidad. “Si alguien conoce el PP es ella, sabe lo que necesitan los candidatos porque es presidenta y conoce como nadie las instituciones”, asegura un colaborador que advierte a los críticos: “Si todos trabajasen como Cospedal, no estaríamos como estamos”.
Las fuentes del PP consultadas sostienen que va más con el estilo del presidente, poco dado a obedecer a presiones, aprovechar la junta directiva para lanzar un mensaje optimista y avanzar alguna medida social que le reconcilie con los votantes perdidos y haga ver que tras tantos sacrificios, la cacareada recuperación llega de algún modo a las familias.
En ese contexto debe leerse la rectificación del Ministerio de Sanidad, que el martes decidió devolver la asistencia primaria a los inmigrantes sin papeles. Los dirigentes populares consultados garantizan que durante las próximas semanas el Gobierno hará más anuncios en política social. Está decidido que esas medidas las comunique Alfonso Alonso, un recién llegado, que no se ha chamuscado con los recortes. Es la fórmula elegida para mejorar la comunicación, otra de las peticiones recurrentes que se repiten con más insistencia tras el fiasco de Andalucía.
El formato de la reunión del martes tampoco es propicio para profundizar en un debate sobre la estrategia del PP. Y la mayoría de barones aseguran que tampoco hay tiempo, con las municipales y autonómicas encima. La convicción general es que una cierta rectificación —Rajoy aseguró el martes que cuando las elecciones vienen mal dadas deben corregirse errores— ayudaría a paliar la caída de la marca PP.