OPINION | CLAVES PARA RESCATAR LA CLASE POLITICA

Editor Noticiero DC |

Existen muchas maneras de lograr que la política vuelva a sus raíces; es decir, un medio para la construcción del bien común y la consecución de la justicia social.
Existen muy buenos políticos en la palestra, pero considero que debemos seguir las imborrables palabras de Churchill al diferenciar al político tradicional del Estadista, cuando dijo que el primero pensaba en las próximas elecciones, y el segundo, en las próximas generaciones.
Con base a lo anterior, a mí me parece que debemos apostar hacia los niños y jóvenes desde hoy y darles una enseñanza que más vale el amor a la Patria que amor al dinero, y que si los buenos no participan, en vista de que en política no hay sillas vacías, los malos sí lo hacen.

A estos jóvenes se les debe enseñar sobre civismo, gobierno, democracia, institucionalidad, estado de derecho. La anterior enseñanza ,considero, debe ser función del Estado, sino también de los partidos que estamos en obligación de debatir sobre ideas, y lograr el fortalecimiento de los pensamientos ideológicos, logrando con esto último una real diferencia entre distintos colectivos partidarios sobre la libertad, el mercado, el tamaño del Estado, los subsidios, la familia, por mencionar algunos.
El social cristianismo, aplicado en el Partido Popular, propone llevar a Panamá al Primer Mundo, y así lograr que el crecimiento económico se transforme en felicidad, pues como decía Kennedy: "El producto interno bruto mide todo menos aquello que realmente vale la pena".
Si todos los partidos así lo hiciesen, más importante sería lo que quiere hacer por Panamá (y cómo lo va a hacer) que debates estériles, como por ejemplo, el bochinche o la intimidad de los aspirantes.
Apostar a la juventud es apostar al futuro, y quizás es la razón por la cual me han electo vicepresidente del Partido Popular, cuestión que aprovecho para agradecerles en este artículo.

Vicepresidente Partido Popular