CUBA | ¿POR QUE LOS CUBANOS NO PODEMOS DISFRUTAR DE LOS DERECHOS?: DECLARACION MCL

Editor Noticiero DC |

Desde hace unos años atrás, el Movimiento Cristiano Liberación, hemos venido denunciando el intento del Gobierno de imponer el Cambio Fraude, es decir,  de cambios sin derechos y con la inserción de muchos intereses, en apariencia nuevas variables que irrumpen en el actual escenario cubano, sumándose a la longeva junta político-militar  para escamotear la democracia y la soberanía al pueblo de Cuba.
Últimamente estamos sometidos a una oleada desesperada de los heraldos y cómplices del Cambio Fraude, por convencer al mundo de su desleal política para con nuestro indefenso y sufrido pueblo.

Amanecimos el año  con  la  nueva política de la Unión Europea de estrechar lazos con Cuba. Bien, siempre que tengan en cuenta en su llamada nueva relación que los cubanos somos tan seres humanos como los europeos, y que también quisiéramos gozar de los mismos derechos que gozan ellos.
Después el evento de la CELAC en la Habana. Dónde tanto el Secretario General de la OEA, como el de la ONU, más  todos los presidentes que se dicen democráticos, ignoraron la oleada represiva que sufrió la oposición, salvo dos honrosas excepciones,  a ninguno  les importó percatarse de la miseria e indigencia de nuestro pueblo, mientras gozaban de un evento que derrochó un  lujo propio de un país del norte,  dentro  de lo más pobre del empobrecido sur.
En estos días hemos leído en la prensa extranjera, porque en Granma no se habla nada de esto, los cubanos no tenemos derecho a saber tan siquiera, cuál es la nueva estafa que preparan para nuestro futuro próximo.
Hemos conocido de  las aventuras de millonarios cubanos que viven en Estados Unidos y visitan nuestro país dando a conocer  sus buenas relaciones de amistad con los otrora interventores de sus propiedades, a los que se proponen ayudar a suplir su ineficiente gestión económica a través de los años con tal  de establecer sus intereses económicos nuevamente.
También hemos leído, están  por España, los editores, diríamos mejor los embajadores de los dueños de la revista Espacio Laical, que no es de los laicos, ni mucho menos tiene espacio para ellos, oírles decir que da espacio a la pluralidad y que ésta se relacione de forma positiva, es digno de una trompetilla. Una muestra de ello es el hecho de que  los mismos colaboradores que nombran nos dicen claramente cuál es el pensamiento plural que representan. Ellos sí pueden ser jueces de los demás. Todas las políticas han fracasado, ellos han descubierto ¨la transición a la cubana¨ que todavía nadie ha explicado lo que es.
Lo que sí  conocemos bien es que cada día los cubanos viven en mayor pobreza, que la represión es creciente sobre aquellos que pretendemos desarrollar alternativas políticas, que le den legítima capacidad al pueblo para decidir sobe su futuro. Que la cultura del miedo ha traspasado los límites de la isla, y con tal de que algunos cubanos puedan entrar y salir para ayudar a sobrevivir a su familia, viven el chantaje del silencio unos y de difundir la mentira otros.
Conocemos cómo  algunos gobiernos democráticos pactan silencio con tal de obtener alguna ventaja necesaria. Cómo se hacen cómplices de la mentira y la injusticia optando por mirar hacia otro lado para no buscarse problemas.
En Cuba no  existe el derecho de libre expresión, los cubanos no tenemos acceso a los medios de comunicación que pagamos con nuestros miserables salarios.  No podemos asociarnos libremente para plantear y buscar entre todos soluciones a nuestros problemas, ni para desarrollar nuestra creatividad. Que la corrupción institucional se ha convertido en un medio de vida. Que los jóvenes buscan la forma de abandonar el país  como sea persiguiendo realizar sus sueños, aunque no siempre lo consiguen. Que posiblemente seamos el pueblo que mayor emigración tiene en la historia reciente, sin nunca haber tenido tal tradición.  Es interminable la lista de nuestras carencias e imposible describir la destrucción que asola nuestro país y nuestra sociedad.
¿De qué pretenden convencer al mundo ahora? Si es el propio Raúl Castro el que habla de sus propias reformas aclarando que son para más Socialismo, y los cubanos sabemos muy bien qué significa eso.
¿Cómo nos están diciendo a los cubanos que vivimos dentro y fuera de Cuba, que sufrimos la exclusión y las desventajas de no tener derechos, que nos permitan reencontrarnos como quisiéramos, que este marco actual de opresión, sin derechos ni trasparencia, es el camino de la transición? ¿De cuál  transición se trata? La gradualidad sólo tiene sentido si hay perspectivas trasparentes de libertad y derechos. No hablen más por el pueblo.
El cambio pacífico que venimos impulsando y reclamando significa libertad y verdad, justicia con reconciliación y perdón, pluralismo político y elecciones libres, transición real y firme hacia la democracia, República con Estado social de Derecho.
Por eso se hace necesario un plebiscito, para que el pueblo pueda emprender su camino y decidir libremente su futuro. Eso es lo que los hombres y las instituciones de buena voluntad deben reclamar para el pueblo cubano. Esa es la solidaridad impostergable que esperamos: el resuelto respaldo a nuestro derecho a decidir sin opresión de ningún tipo nuestro porvenir, por eso hemos luchado por años y no cejaremos en ese empeño que es un deber de todo ciudadano.
Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación.