ODCA | DECLARACIÓN - ODCA DEMANDA APLICACIÓN DE CARTA DEMOCRÁTICA EN PANAMÁ, NICARAGUA, ECUADOR, BOLIVIA Y VENEZUELA

Editor Noticiero DC |

La ODCA demanda a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a los organismos del sistema interamericano tomar en consideración –a la luz de la Carta Democrática- los hechos recientes en Panamá, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Venezuela con la finalidad de cumplir su rol de garantes de la democracia, los derechos humanos y las libertades en la región.
La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) rechaza las nuevas amenazas a la democracia en estos países y que se sustentan en la concentración de los poderes, en la limitación de las capacidades y libertades de la oposición y en los esfuerzos de algunos gobiernos por garantizar su continuidad o perpetuación.
La ODCA expresa su preocupación ante la posibilidad que América Latina vuelva a ser una región de caudillos y dictadores institucionales y en que las reglas de la democracia y los procesos electorales sufran alteraciones o cambios para beneficiar a los partidos o dirigentes en el poder político.

La ODCA advierte que la perpetuación en el poder se sustenta en la eliminación del principio de separación de poderes y en la disminución de los derechos y libertades de la oposición. Varios gobernantes están promoviendo el cambio en las reglas del juego democrático, modificando o reinterpretando la Constitución y las leyes, mediante cuatro vías posibles: su control sobre el Congreso, su control sobre los tribunales de Justicia, su control sobre el Tribunal Constitucional o su control sobre los tribunales electorales.
1. La ODCA lamenta que otra autoridad u órgano del Estado, como es la Corte Suprema de Justicia de Panamá, decida intervenir y modificar las atribuciones privativas y exclusivas que la Constitución le confiere al Tribunal Electoral para garantizar la libertad, honradez y eficacia del sufragio popular, de manera que el proceso electoral no sea intervenido en ningún momento por autoridades ajenas a la justicia electoral.
2. Esta decisión de la Corte Suprema de Justicia, hoy controlada por el gobierno panameño, sienta un precedente peligroso para la estabilidad y seguridad jurídica de las elecciones generales del 4 de mayo de 2014, ya que por esta vía se podría revisar, intervenir o modificar cualquier decisión vigente en materia electoral, entre ellas la eventual reelección inmediata del actual presidente Martinelli.
3. La ODCA ya ha denunciado y advertido como una amenaza a la democracia y a la vigencia del Estado de Derecho, los esfuerzos del actual gobernante por controlar los poderes del Estado con la finalidad de modificar la Constitución y poder presentarse a un nuevo mandato. Este nuevo fallo podría abrir una puerta hacia ese objetivo.
4. En Nicaragua, la Asamblea Nacional, dominada por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), aprobará en diciembre la reforma a la Constitución para eliminar la reelección inmediata y permitir la reelección indefinida de su máximo dirigente y actual presidente, Daniel Ortega, quien cumplirá 23 años en el poder al terminar su actual mandato. Sin embargo, la primera prohibición constitucional ya había sido superada por Ortega el año 2011, a través de un fallo de la Corte Suprema, también controlada por el Ejecutivo, que invocó la violación de los derechos humanos, al no permitírsele ser electo nuevamente.
5. En Ecuador, el presidente Rafael Correa y su partido Alianza País (AP), que cuenta con mayoría en el Congreso, presentó un nuevo proyecto para reformar la Constitución y permitir la reelección indefinida de presidente. Correa cumplirá en el poder 10 años en el año 2017 y podrá presentarse a una tercera reelección.
6. En Bolivia, el presidente Evo Morales, tras un fallo del Tribunal Constitucional que interpretó la Constitución que prohíbe una segunda reelección, también podrá postularse a una tercera elección presidencial consecutiva y aspirar a gobernar por 15 años hasta el año 2020.
7. Finalmente, en Venezuela, el actual mandatario Nicolás Maduro podría obtener facultades habilitantes extraordinarias el próximo lunes en el Congreso de ese país con lo que podrá gobernar sin la necesidad de obtener previamente la aprobación del Poder Legislativo. El mandatario venezolano y su partido que tienen la mayoría en el Congreso requieren solo un voto adicional para aprobar estas nuevas facultades y para ello utilizarán el recurso de inhabilitar a un representante de la oposición, violando así los principios de representación y soberanía popular.
8. La ODCA advierte que estas modificaciones a las reglas del juego no tienen otro objetivo que beneficiar a los gobernantes en el poder, eliminar la autonomía de los poderes del Estado y lograr la continuidad y perpetuación de nuevas formas de regímenes antidemocráticos.
9. La utilización de estos mecanismos, complementado con el uso de los tribunales de justicia u otros órganos del Estado, para proscribir partidos políticos, inhabilitar candidaturas y perseguir a opositores o adversarios políticos, representan una seria amenaza a la democracia latinoamericana y una traición a la lucha emprendida por nuestros pueblos contra las dictaduras y los regímenes autoritarios.