EL SALVADOR | PARQUER: ES TERRIBLE QUE UN FUNCIONARIO HAGA O NO ALGO PORQUE SE LE DA LA GANA

Editor Noticiero DC |

Luego de las elecciones legislativas de 2012 a la Democracia Cristiana le correspondió un curul en el parlamento salvadoreño y este es cubierto por el diputado Rodolfo Parker quien desarrolla una labor intensa en las comisiones de Familia, Economía, Hacienda, Política y en la comisión que estudia las implicaciones de las sentencias emitidas por la Sala de lo Constitucional sobre las inconstitucionalidades de la ley general de electricidad.
Parker es también un político de mucha experiencia y sobre sus hombros lleva la responsabilidad de revivir al PDC para lo cual ha considerado aliarse con el bloque de partidos que conforman UNIDAD que pujan por la candidatura del expresidente Elías Antonio Saca, a fin de sentarlo en la silla presidencial.

Por ahora no valora que el movimiento de UNIDAD vaya a perder las elecciones; sino más bien, cree que en una segunda vuelta, las cartas estarán a favor de ellos.
¿Cómo avanza el proceso de elección de presidente de la Corte Suprema de Justicia?
Lento creo yo pero es un proceso que lleva su ritmo. Como primer medida se ha tomado la decisión de seguir los pasos que están establecidos reglamentariamente. Se pudo haber pensado que el proceso sería más ágil por el hecho que los expedientes ya habían sido revisados en su momento, partiendo del mismo listado que va a servir de base para la selección actual; sin embargo, la subcomisión adoptó la decisión de volver a revisar los distintos expedientes de las personas candidatas y ese ejercicio, una vez acordado, va a involucrar no solo lo que es la revisión de testados de forma material sino que además eventualmente entrevistas, por lo cual habrá que respetar y esperar que ese procedimiento rinda sus frutos.
Pero ese proceso ya se había hecho, el de escuchar a los candidatos ¿No es redundante?
Sí ya se había hecho pero sirve para la selección anterior pero como esta es una nueva selección, la decisión de la subcomisión fue de cumplir con todos los requisitos como si se estaría partiendo de cero.
¿Y los cuatro magistrados que ya son parte de la Sala de lo Constitucional pueden participar de este proceso? Ellos han decidido excluirse del mismo.
A ellos no les compete decidir si se excluyen o no. Esas son parte de las cosas que hemos venido objetando, que algunas personas crean que por haber sido nombradas autoridad, sus autoridades son ilimitadas y pueden decirle a cualquiera que pueden hacer lo que se les ocurre. A mí me produce un efecto vomitivo cuando escucho que un funcionario público decide si hace algo o no porque le da la gana o porque se cree que es el último intérprete. Ese es un lenguaje que quedó allá atrás de los acuerdos de paz. Más bien haríamos un llamado para que la subcomisión haga su trabajo de forma objetiva como sabemos que lo hará, y esperamos que no considere ese tipo de actitudes que no tienen nada que ver con la institucionalidad democrática de El Salvador.
¿El cargo que está desempeñando Florentín Meléndez como presidente interino es constitucional, es válido, es oportuno?
Sobre eso hay posiciones encontradas. Lo que podemos aseverar sin temor a ningún sesgo es que no hay presidente de la Sala de lo Constitucional, por lo tanto no lo hay en la Corte Suprema de Justicia y precisa nombrarlo. Es la Asamblea Legislativa la que tiene que juramentarlo. Por cierto, y lo digo como un mensaje recordatorio, que tampoco puede la Sala de lo Constitucional atribuirse facultades de destituir a funcionarios como ya se atrevieron a hacerlo.
¿Está la Sala fortaleciendo la institucionalidad del país?
A juicio de ellos y de otras personas sí. Ha habido afición por parte de un partido político de tomarse las instituciones y en esa intención o apetito aplauden y ven como favorable todo lo que la Sala haga. Otros que hemos trabajado y que tenemos boca con qué hablar, tratamos de ver las cosas con más objetividad, me refiero a otros que hemos venido trabajando por construir verdaderamente y con mucho sacrificio la institucionalidad del país. A nosotros nos preocupa escuchar a personas que consideran tener facultades ilimitadas. Tras los acuerdos de paz quedó claro que aquí ninguna autoridad podría tener poderes absolutos de tal forma que pudieran actuar con excesos, con discrecionalidades que llevan al abuso del poder. Ese es nuestro punto.
La pregunta es ¿cuáles son los límites de una Sala de lo Constitucional?
Obviamente el primer límite es el mismo texto de la Constitución, pero ellos mismos dicen que no es un límite para ellos y desde ahí se está violando un primer principio. Hemos visto con mucha preocupación que se han violentado otros principios como el de presunción de inocencia, de descarga de la prueba, que son elementos que operan como axiomas jurídicos, a través de fallos que han sido dictaminados. Con todo, creemos en la institucionalidad del país, en la que hemos trabajado por construir ladrillo a ladrillo y sabemos que esa misma institucionalidad va a terminar predominando de manera que ciertas actitudes que por hoy se están dando a través de la actual Sala pronto van a dejar de existir. Por ejemplo, que se pretenda hacer constitucionalidad violando derechos constitucionales es absolutamente absurdo y no es sostenible en el tiempo como línea jurisprudencial.
Se rumora que la Asamblea estaría preparando una destitución de magistrados ¿Puede hacer eso la Asamblea Legislativa?
La Asamblea está plenamente consciente de cuáles son sus atribuciones y responsabilidades. Lo que sí queremos insistir en este caso, como Democracia Cristiana es que no somos nosotros los que vamos a estar abonando y promoviendo un enfrentamiento institucional a manera que se mire como que la intención es la de generar conflicto y que lleve a la eventual destitución de estas personas. Hay quienes quieren sacar protagonismos o provecho de este supuesto.
Por nuestra parte, creemos que lo importante es que este tema ya se ha levantado a nivel público, y ojalá todos los salvadoreños abogado o no, vayamos adquiriendo nuestra propia conciencia de lo que está ocurriendo y que sea más bien ése en definitiva el límite supremo que se vaya imponiendo a cualquier arbitrariedad o abuso en el ejercicio del intérprete de la Constitución en materia de inconstitucionalidad de las leyes. Consideramos que ya cumplimos con nuestra parte y será el salvadoreño en su conjunto a través de su dinámica de la suma de sus inteligencias que podrá ir reaccionando pero no a título de enfrentar a la Asamblea con la Corte o con la Sala en particular y generar desgastes insostenibles.
A los políticos nos corresponde buscar, dirimir y resolver problemas. Esa es la verdadera función sin renunciar a nuestras propias creencias y convicciones. Por eso es que cuando decimos que hay un fallo de la Sala, sabemos que hay que respetarlo; pero no significa que no lo podamos objetar con transparencia, ahínco y entusiasmo y llevarlo a la discusión pública. No hay que renunciar a poner las luces encendidas con fuerza, con intensidad donde consideremos que se está violentando la institucionalidad a través de ejercicios excesivos de la labor del intérprete constitucional. Un amigo me decía que las luces se ponen para que las cucarachas se escondan.
¿Qué camino debería seguirse para agilizar la selección de presidente de la Corte?
Está en manos de la subcomisión. Hay un vacío y hay que llenarlo, entre más pronto mejor. Hay quienes, de generales conocidas, pretenden sacar protagonismo diciendo que se sienten amenazados, que están en peligro de destitución… están perdiendo su tiempo. Por lo menos de parte de la Asamblea estoy seguro que no va a venir una orden de  destitución. Será el país en su conjunto el que sabrá reaccionar positivamente ante los atentados que se están haciendo a los pesos y contrapesos en el ejercicio del poder.
Pasando un poco a la política nacional ¿cómo está avanzando UNIDAD en el terreno electoral?
El trabajo está en el territorio y puedo decir que estas elecciones son muy complejas. Nosotros estamos optimistas, de manera que por nuestra parte hacemos un esfuerzo importante en función del país por romper con la polarización, que ha venido a ser el lado negativo de los acuerdos de paz.
Tenemos un saldo negativo que hay que seguirlo destacando y es la polarización que no ha permitido que el país salga adelante. Vemos nuestra campaña con sentido visionario de vencer esa polarización que no permite que nuestro país tan bonito, tan lleno de riqueza natural, se desarrolle. Nuestra riqueza se va perdiendo y es la polarización que hace imposible que se habilite un acuerdo de país que busque resolver nuestros principales problemas que tienen que ver con la falta de seguridad, de oportunidades de empleo y con deterioros del medio ambiente.
Digamos que romper la polarización podría tener efectos positivos sobre el desarrollo del país, pero me pregunto ¿lo irá a lograr UNIDAD?
Es una cuestión sociológica y la gente tendrá que ir interiorizando el concepto porque esto tiene que ver con el concepto de familia que está en la biblia. Si una familia está desunida no puede aspirar al bienestar ni al progreso. Lo mismo le pasa a una sociedad polarizada, que está dividida, que tiene muros ideológicos. Esos muros los construye el FMLN y ARENA, que jalan solo para su lado y rompen la estructura de país. Los problemas se pueden enfrentar y resolver en su conjunto como sociedad, como pueblo, como nación, solo estando unidos.
¿Y está logrando ese objetivo UNIDAD?
Es una cuestión visionaria y nuestro trabajo lo hacemos con optimismo, con seguridad, convencidos que es bueno lo que estemos haciendo y no habrá nada que nos detenga en esa dirección. Trabajamos bajo el supuesto que vamos a entrar a segunda vuelta. Estamos seguros de ello.

(con información de lapagina.com.sv)