OPINION - PANAMA | LUIS A. CASTILLO: "DEFENDER LO INDEFENDIBLE"

Editor Noticiero DC |

A mis más de 60 años y después de haber colaborado en empresas privadas y en la gestión de gobierno, de ser parte de un colectivo político y haber estado en el gobierno y la oposición, pensé que lo había visto todo. 
Como decía el poeta ‘revuelvo la mirada y siento espanto’. Este Gobierno tiene tres años en el poder y opino categóricamente que de 1968 a 1971; es decir, en los primeros tres años de la dictadura militar, que harto se ha dicho es el periodo más oscuro de la vida republicana, no vimos tantos desmanes, incompetencia y corrupción como la vemos hoy. ¿De dónde salieron estas personas que nos gobiernan?

Qué difícil es escribir sobre actualidad, si por semana se destapan los cosas más escandalosas que han ocurrido en este país. De los gobierno posinvasión, ninguno ha tenido el país en la zozobra en que este nos tiene. 
Después del intento de madrugonazo legislativo por la venta de las acciones de las empresas de servicio público, se han sucedido por lo mínimo tres grandes escándalos, empezando por el relacionado a las tierras de Juan Hombrón y la grabación de uno de los que participaron en estos bochornosos hechos. Como siempre se salió a defender lo indefendible, esta vez con el argumento de que se había violado la privacidad de las comunicaciones. Qué tontería, a la gente lo que le interesa saber es si es verdad o no, y se da por descontado lo primero. El gobierno frente a una opinión pública que ha despertado y condena estas acciones en los términos más enérgicos, procedió a decretar la expropiación sin indemnización, acto que de por sí es sospechoso por su improcedencia jurídica y nos pone a pensar que el mismo es una jugada para que la Corte, frente a una demanda, fije una millonaria indemnización, a costa del erario público. El efecto de este decreto fue la renuncia del ministro de la Presidencia, cuya familia es parte de estas transacciones. Esta grave escisión, al más alto nivel, tendrá en sí efectos impredecibles a corto plazo sobre la gestión de gobierno. 
El otro tema es el video en que se implica a los Varela en un supuesto incumplimiento de disposiciones en torno al salario que deben devengar sus trabajadores en Pesé. El tema le rebotó a la ministra, quien ha sido acusada de utilizar un video grabado con recursos del Estado para atacar a un opositor, y en horas laborales. La exdirectora general de Trabajo, despedida por oponerse a esta acción, se constituyó en la principal piedra en el zapato para la ministra, y hasta los trabajadores de la propia empresa se han opuesto a ésta acción. Los gremios empresariales inmediatamente repudiaron que un trámite de carácter confidencial fuera expuesto y utilizado en forma tan perversa, mientras que de parte del Ministerio se trató de decir que la exdirectora general era la custodia del video. Nuevamente con tonta argumentación se trató de defender lo indefendible.
Por último lo de Tocumen, S.A. Vuelvo a preguntarme ¿de dónde salió esta gente? Este señor del aeropuerto se voló todas las disposiciones en materia de transparencia que tiene la contratación pública, adjudicando a los ‘creativos’ las ‘propuestas de buenos negocios’ que le presentaron. El Ministerio Público de oficio debe abrir una investigación. Me asusta pensar que mañana se les ocurra concesionar el tiempo de espera y haya que pagar por esperar para tomar un vuelo o esperar algún pasajero.
Ya la ciudadanía criticó la compra de los corredores hecha bajo el argumento de que son buen negocio. No sé para quién, porque se pagó un sobreprecio de $500 millones.
El actual gobierno no fue elegido para hacer buenos negocios sino para mejorar la educación, la seguridad ciudadana, disminuir el costo de la alimentación, de los servicios públicos y mejorar en general la de los panameños.
Tomemos nota, porque quienes nos gobiernan carecen de la orientación que dan la ética, los principios y valores. Hacen lo mismo que antes criticaban cuando eran oposición. Esta actitud de defender lo indefendible con pésimos argumentos mañana se utilizará en defender la segunda vuelta, la reelección presidencial o inclusive un fraude en el 2014. Estemos alertas.