COSTA RICA | ASAMBLEA CONSENSUÓ UN PROYECTO JUSTO PARA MUNICIPALIDADES Y AGRICULTORES

Editor Noticiero DC |

“Ganó Costa Rica porque no pudieron doblegarnos los brazos las transnacionales ni los grandes terratenientes de este país. Ganó Costa Rica porque es la primera vez en la historia que un proyecto que envía el Poder Ejecutivo se rechaza por malo, y se aprueba por unanimidad un texto sustitutivo. Por eso ganó Costa Rica. Ganó Costa Rica porque hicimos que no quebraran las municipalidades, protegiendo al mismo tiempo a los pequeños y medianos agricultores”.

En esos términos inició su intervención el diputado Luis Fishman, jefe de fracción  del PUSC, durante el debate legislativo de este martes, luego de que fuera aprobado por unanimidad el proyecto sobre impuesto territorial, denominado “Ley para la Preservación del Uso Agropecuario de los Terrenos”.
En referencia a la propuesta del  Poder Ejecutivo, Fishman señaló que plantearon una  exoneración del 80% basada en una plataforma urbanística que en lugar de ayudar a los agricultores, más bien los iba a perjudicar a todos, pequeños, medianos y grandes, porque el problema fundamental no estaba en el monto de la exoneración que se planteaba, sino en el fundamento del impuesto, basado en criterios urbanísticos y no agropecuarios.
“Lo que había que hacer era eliminar esa plataforma, y eso fue lo que hicimos. Con esa plataforma,  ni el ochenta, ni el veinte, ni el treinta, ni el cincuenta era lo correcto”, enfatizó el diputado. En relación con este tema, fundamental en materia de impuesto al uso de la tierra, Fishman señaló que, de acuerdo a lo aprobado,  esa plataforma tendrá que hacerse considerando diversos parámetros y no desde un escritorio, ni desde el Ministerio de Hacienda, sino en coordinación con los productores y con las municipalidades.
“Aquí estamos para que haya más producción. No estamos ni contra las piñeras, ni contra los bananeros, ni contra los arroceros, ni contra los grandes ganaderos, pero tiene que haber solidaridad”, concluyó
Resumiendo el contenido del proyecto aprobado el lunes, el jefe de la bancada socialcristiana manifestó: “Logramos que no hubiera impuestos confiscatorios, logramos que los agricultores que no hubieran declarado o que no hayan declarado, vayan a declarar sin miedo, porque tienen un tope en las municipalidades para fijar el monto de su impuesto territorial; logramos que el incremento no pueda ser más del 20%, logramos el censo y darle recursos para tener un censo agropecuarios en los próximos cuatro años, pero eso fue un proyecto de esta Asamblea Legislativa”.
La alternativa legislativa surgió después de varios días y muchas horas de discusión y negociación;  en donde, como lo señaló Fishman,  hubo que enfrentar a quienes supuestamente en nombre de los pequeños y medianos agricultores, en realidad estaban defendiendo  a las grandes empresas agroexportadoras, a riesgo incluso de llevar a la quiebra a muchas municipalidades de zonas rurales del país.
“Ha ganado Costa Rica porque hay una Asamblea Legislativa valiente, que se le paró al Poder Ejecutivo diciéndole: este proyecto no sirve”, concluyó el jefe de bancada socialcristiana.