JODCA - PARAGUAY | DECLARACION DE JODCA SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS EN PARAGUAY

Editor Noticiero DC |

La Juventud Demócrata Cristiana de América (JODCA) expresa su preocupación y repudio a los recientes acontecimientos sucedidos en Paraguay que culminaron con la destitución del Presidente Fernando Lugo. Como jóvenes pertenecientes a fuerzas políticas democráticas y como una generación que se declara intransigente en el cuidado de las formas democráticas, no podemos dejar de llamar la atención sobre prácticas políticas que, amparándose en el respeto a una norma constitucional determinada, han extendido su interpretación a fines que claramente ponen entredicho la vocación democrática de la Constitución Política del Paraguay y por ende, de quienes bajo su amparo han accedido al poder de forma artera, defendiendo una disposición que atenta contra los principios fundamentales de la convivencia democrática.

Respecto al juicio político realizado al Presidente Lugo, consideramos que:
Se vulneró el derecho a legítima defensa, dado que si bien el artículo 225 de la Constitución paraguaya contempla la posibilidad de juicio político, debe también cumplir otras normas constitucionales como los artículos 17 y 18 del mismo texto constitucional y darse dentro de las normas del Estado Democrático de derecho, determinadas por la carta de la OEA, en 1948, la declaración de Santiago, de 1991, y la Carta Democrática Interamericana de 11 de septiembre de 2001, todos los cuales remiten al Estado de Derecho como un aspecto básico y fundamental de la democracias representativas. Esto ha sido claramente vulnerado, negándole la posibilidad de realizar una defensa acorde a la relevancia de una destitución presidencial. Hacemos notar que sólo se le otorgó dos (2) horas al Presidente Lugo para realizar su defensa y se le negó el pedido de prepararla.
Que, la circunstancia de no haberse respetado el principio del debido proceso, supone una motivación política, que sólo es posible explicarla en el contexto de una operación premeditada para derrocar al presidente constitucional, vulnerando el espíritu de la Constitución paraguaya y poniendo en grave entredicho la vocación democrática de las nuevas autoridades.
Que la causal invocada en la acusación, relativa al “mal desempeño de las funciones” del Presidente Lugo, no parecen suficientes como para decidir la destitución de un Presidente democráticamente electo y nos alejan de los desafíos regionales que nos deben impulsar a profundizar la democracia a lo largo y ancho de toda América Latina.
Que, como jóvenes latinoamericanos hacemos un llamado a todos nuestros pueblos y gobernantes a no reconocer al nuevo gobierno de Federico Franco hasta que se produzcan nuevas elecciones democráticas.
Que, la explicación del impuesto presidente Franco, en orden a que se quiso evitar una guerra civil, no satisface las inquietudes internacionales que se han suscitado y más bien, nos hacen recordar otros momentos de la historia reciente de América Latina que quisiéramos olvidar.
Que, como jóvenes demócrata cristianos de América, nos revelamos con fuerza ante lo ocurrido y reafirmamos más que nunca nuestro compromiso con la democracia, que se ha visto empañada por la utilización de métodos que son un insulto a la inteligencia política de nuestra región y al legítimo derecho de sus gobernantes de impulsar las transformaciones sociales que legítimamente sus envestiduras les exigen realizar.
Acompañamos y solidarizamos con el pueblo paraguayo en este difícil momento y en especial, a nuestro Partido Demócrata Cristiano del Paraguay y la JDC de Paraguay, quienes desde el primer minuto han expresado su total condena y rechazo a la destitución del Presidente constitucional Fernando Lugo Méndez.
Fernando Gril
Presidente de JODCA

Jorge Cash
Secretario General de JODCA