ARGENTINA | DESPENALIZAR LA DROGA, ABANDONAR AL ADICTO

Editor Noticiero DC |

Asistimos en estos días al ingreso de diversos proyectos en la Cámara de Diputados de la Nación, impulsados por legisladores del Frente para la Victoria, del Frente Amplio Progresista (Partido Socialista de Santa Fe ,GEN y Partido Nuevo de Córdoba) y algunos sectores de la U.C.R., con el objetivo de la despenalizar el consumo de drogas personal.-
Si bien en los supuestos objetivos  se habla de  no criminalizar al adicto, y darle un tratamiento como  un “enfermo”, postura en principio aceptada por la filosofía humanista cristiana que inspira a nuestra fuerza política, se descubren a poco de analizar los mencionados anteproyectos de ley, un notable facilismo en las conclusiones y tal vez, un impulso por ley de otros objetivos no buscados, o tal vez no analizados suficientemente antes de votar una ley nacional de tal envergadura.-

Entendemos además, que estas fuerzas políticas, no han reparado, que esta liberación del consumo personal, afectará ciertamente en modo desolador a las capas más pobres y vulnerables de la sociedad argentina.-
Es cierto que hay una minoría poblacional de adictos, que apoyan esta ley, y que manifiestan tener recursos económicos para poder atenderse  en centros privados de los impactos y secuelas que tienen los estupefacientes sobre el cuerpo humano, y que piensa que su conducta “individual” no trae consecuencias sobre el resto de la sociedad, por lo que el Estado no debe entrometerse con ellos.-
Pero también es cierto, que los efectos del consumo de droga en sectores marginales y pobres de las grandes ciudades argentinas, donde no se accede a centros hospitalarios o de recuperación alguna, los dejará poco menos que a merced del abandono, la violencia, y  la muerte.-
La despenalización de la droga, generaría muchas más persones con adicciones, lo que complicaría un sistema sanitario y de salud pública con déficit y bajas inversiones estatales, colocando a los adictos  en un abandono tácito por falta de atención y recursos .-
Por otra parte, el consumo personal de drogas se encuentra despenalizado de hecho, ya que hoy, muy difícilmente las causas menores por drogas, son investigadas, ya que tenemos una crisis de recursos de los juzgados federales a cargo de las investigaciones de los delitos e infracciones contra la ley de estupefacientes.-
Estas fuerzas políticas que impulsan la despenalización de la drogas para consumo personal, han ignorado el valor de las campañas de prevención sea a nivel nacional, o en los distritos donde gobiernan,como por ejemplo la Provincia de Santa Fe.-
Esas “campañas  públicas de prevención”  masivas que tanto éxito han tenido en el freno del consumo del tabaco, no se encuentran visibles en materia de consumo de cannabis o cocaína, y es allí donde el Estado falla.-
No se le explica al consumidor de Drogas en Argentina que ello es absolutamente malo para su salud, como sí se lo hace con el fumador de tabaco, por lo que semejante contradicción en el discurso oficial, no hace más que alentar la sospecha de que los intentos de despenalizar el consumo de ciertas drogas, solo traerán más adictos en situación de riesgos, y en nada bajarán los índices de consumo.-
La contradicción jurídica llegará a tal punto, que estará prohibido fumar un cigarrillo en un bar o restaurant, pero no consumir cocaína o marihuana.-
Liberalizar el consumo de drogas no traerá ciertamente ningún beneficio a nuestra sociedad argentina, más bien, internacionalmente se percibe la vuelta de algunos países como Holanda y Estados Unidos de una legislación permisiva en la materia que aumentó notablemente sus índices de violencia e inseguridad.-
En resumen, el Partido Demócrata Cristiano, se opone a la aprobación de estos proyectos de ley, que en aras de un liberalismo exacerbado y de una protección sobreexpansiva de las libertades individuales de los consumidores de droga, perjudicarán los intereses colectivos grupales y solidarios que siempre deben prevalecer en toda legislación, a no ser que se quiera legislar solo para las minorías como lamentablemente hemos visto en estos últimos años.-
Junta PROVINCIAL SANTA FE del Partido Demócrata Cristiano de Argentina, junio del año 2012.-