CHILE | SAFFIRIO OFICIA AL SUPERINTENDENTE DE PENSIONES PARA QUE INFORME IMPACTO DE LA CRISIS INTERNACIONAL EN LOS FONDOS DE TODOS LOS CHILENOS

Editor Noticiero DC |

A  través de un  oficio de fiscalización, el diputado DC René Saffirio solicitó al Superintendente de Pensiones que explique cómo está cumpliendo con la  ley respectiva en virtud de la obligación que posee de informar a todos los cotizantes respecto de sus derechos y  obligaciones, “especialmente frente a las últimas cifras que reflejan pérdidas millonarias  en los fondos A y B”.
Saffirio se refirió al respecto tras intervenir en la Cámara de Diputados para expresar su preocupación por las millonarias pérdidas y “por el silencio que observamos de las autoridades ante estos hechos. Para nadie es un  misterio que existe una crisis internacional que ha generado turbulencias, pues bien, tenemos el derecho a saber, con claridad , cuál ha sido el impacto en los fondos acumulados y qué medidas se adoptarán”

Agregó que “el último año,  todos  quienes cotizamos en las administradoras de fondos de pensiones   hemos perdido a lo menos el 10% de los ahorros acumulados; una situación dramática,  particularmente cuando se está a punto de jubilar. Los expertos, para referirse a la situación de los fondos de pensiones en Chile,  han explicado que especialmente  quienes tienen sus recursos en el  fondo A, aún no han logrado recuperar las pérdidas.”
“Como contrapartida , las pérdidas en el sistema este año  superan los 3.200 millones de dólares, cifra  que contrasta y que incomoda,  que  molesta y que duele  al constatar  las cifras de  utilidades de las administradoras de fondos de pensiones;  miles de millones de dólares  a cuenta de los miles de millones  de dólares de pérdidas de todos los chilenos.”
Saffirio agregó, además, que “lo dramático es que las utilidades de las administradoras   de los fondos de pensiones    no están asociadas a la rentabilidad de los fondos  y esto es francamente inmoral. No se trata de generar pánico en el sistema pero lo que va a ocurrir, si no se adoptan medidas en el corto plazo, es que los cotizantes en edad de jubilar  van a tener sólo dos opciones: o reciben por el resto de sus  vidas pensiones  miserables o lisa y llanamente no van a poder jubilar.”
Finalmente, señaló que “esto marca y define la inmoralidad  del sistema creado y concebido para generar rentabilidad para las empresas  y miseria para los jubilados. El estado, a través del ejecutivo,  promueve políticas públicas orientadas a mejorar las condiciones de vida  de los adultos mayores; pero, no se adopta ninguna medida y se guarda  silencio  ante las pérdidas de los fondos de pensiones.”