OPINION | EL HUMANISMO INTEGRAL Y LOS ADULTOS MAYORES

Editor Noticiero DC |

La Central Latinoamericana de Trabajadores Jubilados, Pensionados y Adultos Mayores (CLATJUPAM), aprobó en su VI CONGRESO, realizado en diciembre 2011, en Curazao, que sus principios y valores están en el Humanismo Integral.
 Para eso es necesario que sus principales dirigentes, líderes locales, nacionales y regionales, conozcan el contenido del humanismo integral.
Existen diferentes formas de humanismo.  El "humanismo"  de Jean-Paul Sartre es una admisión implícita del carácter metafísico del existencialismo.  El existencialismo es materialista.
Existe también el "Humanismo" de Martin Heidegger, cuyo argumento central consiste en hacer ver que el hombre no puede imaginarse a sí mismo como el principio, el centro y la meta de todo lo que es y con referencia a un sujeto (individual, o colectivo: "yo", o "nosotros", los hombres).  Pero sí es posible, de acuerdo con Heidegger, pensar al hombre en su ex-centricidad respecto del ser.  Es posible "localizar" a lo humano en un espacio que no por fuerza ha de coincidir con el inicio, el centro y la finalidad del ser.

No todos los movimientos humanistas tienen contenido cristiano o espiritual.
El humanismo de inspiración  cristiana y espiritual es el Humanismo Integral, cuyo máximo exponente es Jacques Maritain.

Que es el Humanismo Integral?
EL HUMANISMO INTEGRAL, que ha adoptado la CLATJUPAM,  es una de las obras de mayor impacto, la cual sirvió para la acción de muchas personas y organizaciones políticas  y sociales; y para el ordenamiento del pensamiento.
El  despertar de la conciencia cristiana y los problemas estrictamente temporales, sociales y políticos, implicados en la restauración de una NUEVA CRISTIANIDAD, traerá consigo el nacimiento de nuevas formas políticas específicas al nacimiento  de inspiración intrínsecamente cristianas.
El problema crucial es saber cómo integrar a las personas adultas mayores en la sociedad, manteniendo una serie de derechos;  subordinar  la técnica, la máquina y la industria al servicio de la persona humana. Que los pensionados y jubilados sean reconocidos por su dignidad humana, y no como individuos sin derechos  ni  libertades.
Los fundamentos planteados  sobre el Humanismo Integral han servido de base para lanzar movimientos de tipo social y políticos en diversos países, especialmente en América Latina, y una de esas organizaciones es precisamente la CLATJUPAM.
«HUMANISMO INTEGRAL» se convirtió en un modelo, una escuela de formación, compromiso y vida,  por su valiosa contribución en las responsabilidades que deben asumir los laicos en las diversas actividades, con un contenido definido: El Cristianismo Social.
Humanismo Integral es un proyecto político, denominado « IDEAL HISTORICO CONCRETO DE UNA NUEVA CRISTIANIDAD », es una concepción cristiana a tres niveles:
- Comunitaria. -  Personalista y  Pluralista.
COMUNITARIA: Porque tiene el Bien Común como exigencia suprema de la naturaleza humana.  Es diferente a la simple suma de los bienes particulares y superior a los bienes individuales.
PERSONALISTA: Busca la perfección y la libertad, que el hombre pueda desarrollar los grados de vida en lo material, intelectual y moral.
PLURALISTA: Está basado en el espíritu de la diversidad y la libertad.
Libertad a las distintas comunidades y los diversos cuerpos sociales, partiendo de la familia como base fundamental de la sociedad. La idea del Humanismo Integral logró tener simpatizantes en diversos países.  
Movimientos como « ECONOMIA Y HUMANISMO», que fundó el Padre  Joseph LEBRET, en Francia, tuvieron como base el pensamiento del humanismo integral..
Para los jubilados, los pensionados y los adultos mayores, la acción de los laicos, personas  dedicadas al sector social, es decisiva para el cristianismo. 
Los planos del Magisterio de la Iglesia en la vida de los hombres se expresan así:
- LA VIDA DEL ESPIRITU, que comprende la existencia humana a la     luz de la eternidad, los principios y  valores  universales, la primacía   de lo espiritual sobre lo material, y la fe.
- EL ORDEN SOCIAL, que se da a partir del Evangelio.     
La doctrina se refiere a la cuestión social, expresada en las encíclicas     sociales, y otros   documentos sobre temas sociales.
- INTERPRETACION LAICA DE LOS HECHOS SOCIALES,  que     comprende el pensamiento y la acción cuando estos se confrontan con   la realidad del ambiente.
    Son cuestiones sujetas al juicio de la razón, análisis e interpretación de la realidad, teniendo como referencia para la confrontación a los principios y valores cristianos.
El saber político constituye una rama del saber moral, no la que concierne al individuo, ni la que concierne a la sociedad doméstica, sino precisamente la que concierne de manera específica al bien de los hombres reunidos en sociedad, el bien del todo social.
Ese bien común es un bien esencialmente humano y por tanto se mide ante todo en relación a los fines del ser humano.   Es incompatible con cualquier medio intrínsecamente malo.»
Humanismo Integral, como proyecto  social,  tiene vigencia en la actualidad, es un modelo de conducta y de acción, que ha funcionado en muchos sectores y realidades. 
Puede dar interpretación correcta sobre la actividad social y política,  con soluciones viables.
El Ideal Histórico Concreto de una Nueva Sociedad   debe hacerse  con hombre renovados en el pensamiento y la acción, que tengan compromisos con los sectores más humildes e indefensos de la sociedad, que es la preferencia por los pobres, como claramente lo indica El Evangelio.
Esa realidad debe servir para la construcción de una nueva sociedad, más justa y humana, con recursos humanos dispuestos a elaborar planes concretos para diseñar y construir esa nueva sociedad, donde se respeten los derechos de los jubilados, los pensionados y los adultos mayores.
Elaborar una filosofía social,  como quiere la CLATJUPAM, no puede quedar sólo en los principios universales, sino que sea capaz de descender hasta las realizaciones concretas.
CLATJUPAM  plantea, por medio del  HUMANISMO INTEGRAL que el nuevo régimen temporal de la cristiandad moderna debe superar el HUMANISMO ANTROPOCENTRICO, donde el hombre es el centro del mismo hombre, que tiene un concepto del hombre y la libertad, que en muchas ocasiones ha dado origen al ateísmo; por un HUMANISMO
TEOCENTRICO, donde Dios es el centro del hombre, reconociendo que el hombre es redimido por Dios, y donde están los principios de la gracia y la libertad.

Ese nuevo Humanismo, que plantea la CLATJUPAM  se basa en principios, con autonomía del régimen temporal, es un Estado Laico, dentro del pluralismo.  Para lograr esto es necesario elaborar una FILOSOFIA SOCIAL, POLITICA Y ECONOMICA, que no se quede en principios universales, sino en realizaciones concretas: una Filosofía Comunitaria y Personalista.
Para participar en la política es necesario conocer esa ciencia, arte y técnica. Así lo demanda el saber político  y social.
Habrá que responder a lo que pudiera ser llamado HUMANISMO INTEGRAL O TEOCENTRICO, valedero por sí mismo en adelante.
La idea discernida es que en el mundo sobrenatural, a manera de estrella de éste humanismo - sin pretender hacer caer esa estrella sobre la tierra como si fuera algo de éste mundo que pudiera fundar en él la vida común de los hombres, sino refractándola en el medio terrenal y pecador de lo social- temporal, orientándole hacia arriba- ,  no será la idea del imperio sagrado que Dios posee sobre las cosas: será más bien la idea de la santa libertad de la criatura, unida a Dios por la gracia...»
El nuevo cristianismo, que plantea la CLATJUPAM, otorga a los laicos una gran responsabilidad para divulgar y aplicar esos principios, dentro de la sociedad política, que es la construcción de una sociedad basada en principios y valores humanistas.
Porque los depositarios de ésta concepción cristiana habrán tenido suficiente energía espiritual, fuerza y prudencia políticas para mostrar pacíficamente a los hombres capaces de comprenderlo, que tal concepción es conforme a la sana razón y al bien común; y también      (pues los hombres capaces de comprender son pequeño número), para suscitar y merecer la confianza de los demás.
El resurgir de la CLATJUPAM, es una realidad, con un contenido ideológico basado en la humanismo integral, que esperamos proyectar a todas las organizaciones afiliadas en América Latina y el Caribe.

José Gómez Cerda,
Presidente de la CENTRAL LATINOAMERICANA  Y DEL CARIBE DE TRABAJADORES JUBILADOS, PENSIONADOS Y ADULTOS MAYORES (CLATJUPAM)