VENEZUELA | MENSAJE A VENEZUELA Y A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL DE OSWALDO ALVAREZ PAZ

Editor Noticiero DC |

Este mensaje tiene por objeto transmitirles algunas reflexiones sobre la actual realidad nacional, con consecuencias trascendentes para todos y, especialmente, para mi vida personal y familiar.
I.- EL JUICIO PENAL
Con fecha 19 de septiembre de 2011, el Tribunal 21 de Juicio, a cargo del juez Alberto Rossi Palencia, consignó una infame sentencia en mi contra.
He sido condenado a dos años de presión con beneficio de libertad condicionada y prohibición de salida del país.  Esta decisión pretende establecer que soy un criminal incurso en el delito de “difusión de información falsa”, como consecuencia de opiniones sobre hechos públicos,  notorios y comunicacionales, emitidas el 8 de marzo de 2010 en el programa Aló Ciudadano  de Globo visión.

Esta triste y penosa actuación judicial confirma que en Venezuela está en marcha un golpe constitucional de ejecución progresiva contra las instituciones del Estado y los derechos fundamentales de los ciudadanos.  Mis abogados ofrecerán oportunamente los detalles del proceso y,  por supuesto, de las dificultades tenidas hasta ahora para apelar legalmente esta lamentable decisión.
Es de hacer notar que desde aquel programa televisivo a esta fecha, la situación del país es significativamente peor con relación a los temas abordados, por lo que mis opiniones, lejos de haber sido desvirtuadas, tienen más vigencia que nunca.  No hay mentiras, disimulos, ni maniobras represivas capaces de contrarrestar la fuerza de verdad.  Hoy  existen más indicios materiales y morales con relación a venezolanos señalados de  colaboradores de las estructuras que sirven de instrumento operativo a las FARC y al narcotráfico en nuestro territorio.  La fuerza de los hechos, más las informaciones internacionales, convierten viejas dudas y sospechas en evidencias hasta ahora no refutadas.
II.-  LA REALIDAD NACIONAL
Toda la vida he sido estudioso de una realidad nacional que conozco profundamente.  El último recorrido por el país, verificando directamente todos los elementos de juicio existente, me permite afirmar que en Venezuela se adelanta un proceso de destrucción, calculada y perversa, de la institucionalidad democrática.  Se viola la Constitución todos los días y se miente a diario al país.
A manera de ejemplo,
-         Para octubre de 2011 Venezuela no tiene Presidente efectivo, aún cuando la gravedad de la situación se disimule.  Las instituciones han fallado en cumplir y hacer cumplir la Constitución para corregir la grave deficiencia.
-         Tampoco hay titular en la Contraloría General de la República.
-         Algunos oficiales de alto rango se muestran beligerantes políticamente y hasta amenazan a los ciudadanos con no acatar los resultados electorales.
-         No hay administración de justicia autónoma ni independiente.  La sentencia en mi contra ofrece un testimonio personal.
-         El Consejo Nacional Electoral, CNE, rama del poder público de la cual dependerá en alto porcentaje la paz de la República, no da señales de imparcialidad, ni de independencia.  Pareciera la oficina de asuntos electorales de la presidencia por la naturaleza de sus decisiones, acciones y omisiones.
-         Las milicias creadas inconstitucionalmente, civiles armados uniformados o no,  crecen en cantidad y poder de fuego, asumiendo roles que no les corresponden y parecieran dispuestas a enfrentar a los ciudadanos.
-         El estado-gobierno no define una verdadera política de seguridad de las personas y los bienes, ni elimina las corruptelas existentes en el sistema de armas y explosivos.
-         El  hampa desbordada dejó de ser “común” gracias a la impunidad que el estado-gobierno garantiza.    
III.-  LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL
Toda la vida he trabajado por Venezuela.  En esta tierra pude levantar una familia que ya cuenta con seis hijos y doce nietos, el mejor aporte que mi señora y yo le hemos hecho a la patria.  Queremos lo que quiere la inmensa mayoría de venezolanos. Vivir en libertad en un país caracterizado por la igualdad, donde todos puedan trabajar y progresar  para abrir a las nuevas generaciones mayores y mejores oportunidades que las que nosotros hemos tenido.
He vivido apegado a la verdad, trabajando sin descanso para llevarla a todos los rincones de esta tierra.  En ocasiones eso ha afectado la tranquilidad familiar y me ha costado hasta la libertad personal.  La preocupación con respecto a los problemas actuales crece geométricamente, igual que la obligación de participar protagónicamente en la corrección del trágico rumbo de la nación.
He identificado en la Venezuela de hoy, a un país joven, esperanzado y ansioso por un mejor  futuro.  Esta nación despierta de una pesadilla que requiere, más que nunca, de la UNIDAD sincera de los verdaderos demócratas, independientemente de ideologías o parcialidades políticas, para extirpar radicalmente los males que la aquejan e iniciar la transición indispensable para la reconstrucción institucional.  Esta debe ser democrática, plural, representativa y participativa.  Todos estamos convocados.
EN CONSECUENCIA, ANUNCIO AL PAIS QUE HE DECIDIDO RETIRAR MI ASPIRACION A SER CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE VENEZUELA EN LAS ELECCIONES DEL 7 DE OCTUBRE DE 2012.  POR ESTE MOTIVO, NO INSCRIBIRE MI NOMBRE EN LAS PRIMARIAS CONVOCADAS PARA EL 12 DE FEBRERO DE 2012.
Esta decisión pretende contribuir a la consolidación de la unidad.  La anuncio con la tranquilidad de saber que comparto con todos los aspirantes conocidos hasta ahora, los principios fundamentales de la democracia y  valores que trascienden los intereses personales y de partido.  Quiero facilitar a los venezolanos la difícil decisión que deberemos tomar  en los próximos meses.  El 12 de febrero de 2012, si todo transcurre con normalidad, se escogerá el próximo Presidente de Venezuela.
IV.-  REFLEXIONES FINALES
Vivimos la más importante etapa de nuestra historia contemporánea.  En manos del CNE está la responsabilidad suprema de garantizar la paz o ser instrumento perverso para una terrible confrontación que los demócratas no evitaremos.  Los rectores serán los máximos responsables de cuanto suceda, esperamos que para bien de todos.  Estaremos atentos.
También un llamado especial.  Durante mi ya larga permanencia en la vida pública he trabajado incansablemente para que la Fuerza Armada Nacional ocupe en la sociedad un sitio ejemplar.  He tenido la fortuna de conocer y trabajar con muchos militares, de todos los rangos y componentes.  He sufrido con muchos de ellos, lo que este proceso comunistoide ha hecho con la institución.   Para hoy está bastante desmantelada y desmoralizados sus cuadros operativos.  Mientras constatamos la interferencia cubana en el ejercicio de la soberanía y las violaciones insólitas a la integridad territorial de la República, la mayoría de los mandos superiores se mantienen alejados de sus deberes y obligaciones constitucionales.
Finalmente, envió un mensaje a todos los venezolanos: A quienes integran la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, a quienes hacen vida activa en la oposición, a los indiferentes, a quienes están hartos de tanta politiquería, a los que creyeron en Chávez y su fracasada revolución.  Sepan que no están solos.
A partir de esta fecha me dedicaré en cuerpo y alma a convencer a todos los  venezolanos que el camino es el del progreso en libertad, la generación de riqueza al alcance de todos, del trabajo y las oportunidades.  Nuestros  mejores esfuerzos seguirán siendo para terminar de quitar la desteñida careta de este régimen perverso y peligroso.
Estaré a la orden de la MUD para contribuir en cuanto pueda ser útil.  Mi candidato es la UNIDAD,  personificada por quien resulte escogido como candidato en los términos y circunstancias acordadas.
Mi gratitud, sin límites para
Dios y La Chinita
Cuchy y mi familia por su comprensión y apoyo
El pueblo zuliano, que me dio el honor de servicio como diputado en cinco períodos, y como el primer gobernador electo y reelecto de su historia.  También por el respaldo solidario que me dieron en los difíciles momentos de indignación e incertidumbre cuando estuve como prisionero del régimen.
Alianza Popular y el Polo Constitucional
Los doctores Omar Estacio, Beatriz Di Totto, Antonio Sierraalta y Juan Carlos Álvarez, mis abogados defensores
Mis queridos copeyanos, la Democracia Cristiana y los grupos Populares del mundo entero
Los exiliados y todos los presos políticos, especialmente mis compañeros de presión en el Helicoide, sede del SEBIN.  Pronto verán la luz de la libertad.
Los hombres y mujeres de toda Venezuela, de la ciudad y del campo, razón de ser de una lucha que no termina.  Se profundiza.
FE Y ESPERANZA.
                                        EL  AMANECER ESTA PROXIMO