.


 

HONDURAS | JUAN ORLANDO HERNANDEZ: "VAYAMOS PENSANDO CUALES SERAN LAS PRIMERAS CONSULTAS"

Editor Noticiero DC |

El presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, pidió ayer a la población ir preparando sus consultas porque la reforma a las figuras del plebiscito y el referéndum serán ratificadas en febrero, mientras que la ley general estaría lista en marzo.
Hernández fue claro al asegurar que la Ley del Plebiscito y Referéndum deben ir en consonancia con la reforma al artículo 5 constitucional, en el sentido de dejar vía libre para que la población pueda consultar lo que desee, incluyendo temas pétreos, como la reelección presidencial, la ampliación del período presidencial, la forma de gobierno y hasta una Asamblea Nacional Constituyente.
“Esa ley no puede ir más allá que la reforma del artículo constitucional. El Congreso definirá la pregunta y cómo se planteará, pero será el pueblo el que finalmente decidirá”, dijo Hernández,  en el contexto de un foro de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), celebrado ayer en Tegucigalpa.

“Los alcances están claros en la reforma, no pueden salirse de ahí, lo que la ley hará es desarrollarla, ahora falta una ratificación constitucional que se estará considerando en el mes de febrero y la ley en el mes de marzo”, anunció.
“Más bien yo invitara al pueblo hondureño y a todos ustedes (dirigiéndose a periodistas): Vayamos pensando todos cuáles son las primeras consultas que vamos a someter a voluntad del pueblo hondureño”, subrayó.
“El Congreso no puede intervenir en reformas constitucionales de artículos pétreos, el pueblo hondureño, como cualquier pueblo del mundo, puede decidir si cambia la forma de gobierno que es uno de los artículos pétreos”, enfatizó.
“GRUPITO PEQUEÑO”
Admitió que estas enmiendas constitucionales son rechazadas “por un grupito pequeño” al que le advirtió que “aunque no les parezca, la obligación nuestra es tomar decisiones siempre dentro del marco del entendimiento y la discrepancia respetuosa”.
Respecto a quienes piensan que estas reformas son el inicio de una Asamblea Nacional Constituyente, Hernández aclaró que no está de acuerdo “ni con la Constituyente radical que quiere botar las instituciones, ni estoy de acuerdo con los otros que no quieren ningún cambio”.
“El punto nuestro, agregó, es el entendimiento en el centro de las grandes tendencias, el referéndum, el plebiscito y la iniciativa ciudadana son los caminos para que el pueblo se exprese y hacer las grandes transformaciones dentro de un orden”.
Admitió  que dentro de su partido existe reticencia de parte algunos directivos, como es el caso del diputado Antonio Rivera Callejas, quien, sin embargo, aseguró, está de acuerdo con los cambios, sobre todo porque son impulsados por el actual gobierno.
Rivera Callejas fue el único congresista nacionalista que votó en contra de la reforma, frente a una apabullante aplanadora de 115 votos a favor –incluyendo los votos liberales, pinuistas, democristianos y udeísta– de los 128 diputados que componen la Cámara Legislativa.
El titular del Legislativo insistió en que “hay un grupo elite que influencia a los partidos para seguir manejando las cosas en las grandes decisiones, pero ha llegado el momento de que el pueblo hondureño decida sus cosas por humilde que sea”.
“El humilde también puede opinar en las elecciones trascendentales no solamente para elegir, por eso en el Congreso decidimos que no somos los únicos con la verdad, tiene que participar el pueblo”, reiteró.
Según Hernández, los estudios de Derecho Comparado realizados por la comisión que elaboró el proyecto de reforma, reflejan que Honduras estaba rezagada con respecto a otros países que contemplan las consultas populares en su legislación.