.


 

EUROPA | ATRAER TRABAJADORES ALTAMENTE CALIFICADOS A LA UNION EUROPEA

Noticiero Demócrata Cristiano |

"La revisión de las normas de la tarjeta azul tiene como objetivo, sobre todo, motivar a personas altamente cualificadas de terceros países para cubrir las vacantes en el mercado laboral de la Unión, que se enfrenta a un envejecimiento de la población y a un aumento de las necesidades de competencias", dijo Tomáš Zdechovský, eurodiputado del Grupo del PPE responsable de la cuestión, antes del debate de esta noche en el Parlamento Europeo sobre nuevas normas para la admisión de trabajadores cualificados en la UE.


La UE está compitiendo cada vez más con otros países en la carrera mundial por trabajadores talentosos y calificados. De todos los inmigrantes de fuera de la UE que llegan a los países de la OCDE, solo el 31% de los inmigrantes con un alto nivel educativo elige un destino de la UE. Casi 37.000 profesionales cualificados recibieron una tarjeta azul de la UE en 2019. Estados Unidos emite 140.000 tarjetas verdes cada año. "Todos queremos una UE fuerte. La revisión de la Directiva de Tarjeta Azul es una de las claves para mejorar la competitividad europea e impulsar el crecimiento económico. Me alegro de que el Grupo PPE haya hecho un gran esfuerzo para alcanzar estos objetivos", añadió Zdechovský.

El acuerdo sobre la Tarjeta Azul revisada, que será adoptado mañana por el Pleno del Parlamento Europeo, presenta directrices eficaces para atraer trabajadores altamente cualificados a la UE, incluidas condiciones de admisión más flexibles, mejores salarios, reagrupación familiar, mejores derechos y la posibilidad de moverse y trabajar más fácilmente entre los Estados miembros de la UE. "Las nuevas reglas simplificarán las condiciones para la movilidad laboral de estos trabajadores en la UE o permitirán a los solicitantes renovar sus títulos universitarios en el campo", continuó Zdechovský.

Los Estados miembros seguirán determinando las condiciones para otorgar acceso a sus mercados laborales. Además, se les permitirá utilizar mecanismos que garanticen que estos trabajadores no pertenecientes a la UE altamente calificados solo sean admitidos después de que los empleadores hayan buscado sin éxito a trabajadores nacionales.

Las normas reformadas de la Directiva sobre la tarjeta azul son una parte importante de la política general de migración de la UE, el Pacto sobre migración y asilo. Después de la adopción formal de la Directiva, los Estados miembros dispondrán de dos años para transponer las normas a la legislación nacional.