.


 

COSTA RICA | ORGANIZACION DEMOCRATA CRISTIANA DE AMERICA (ODCA) RECHAZA PERSECUSIÓN POLÍTICA EN COSTA RICA

Noticiero Demócrata Cristiano |

Ante la decisión del Ministerio de Hacienda de Costa Rica de cerrar la sede del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y suspender todas sus actividades a horas de que se realicen las asambleas provinciales de esa colectividad, la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), con el acuerdo de la unanimidad de los partidos políticos miembros de 24 países del continente, emite la siguiente declaración:

La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) rechaza la medida de cerrar y suspender las actividades de un partido político decretada por el gobierno costarricense por constituir una intervención abusiva en instituciones políticas autónomas y en sus procesos electorales internos.

La ODCA lamenta que el Gobierno costarricense adopte prácticas antidemocráticas que representan una clara persecución política hacia los sectores opositores y un intento ilícito para impedir la participación democrática y perjudicar los procesos electorales autorizados por la ley y los organismos electorales.

La ODCA rechaza toda forma de persecución a los partidos políticos opositores y sus dirigentes y la violación de los derechos humanos, especialmente los derechos ciudadanos y políticos, de los militantes, electores y los partidos políticos de la oposición.

La ODCA rechaza estas prácticas antidemocráticas, evidentes o encubiertas, por constituir un atentado contra las instituciones democráticas, las normas legales y constitucionales, y el desarrollo de un proceso electoral libre, equitativo y participativo.

La ODCA formula un llamado al gobierno de Costa Rica a cesar estas prácticas abusivas y a restablecer la histórica tradición democrática del país, empañada por estas lamentables decisiones, y a dejar de interferir en los procesos electorales en curso.

La ODCA formula un llamado al gobierno de Costa Rica a cesar estas prácticas abusivas y a restablecer la histórica tradición democrática del país, empañada por estas lamentables decisiones, y a dejar de interferir en los procesos electorales en curso.