COSTA RICA . DECLARACION DEL PARTIDO UNIDAD SOCIAL CRISTIANA, ANTE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Noticiero Demócrata Cristiano |


La inesperada pandemia mundial, que ha provocado el brote del Coronavirus Covid-19, está afectando la dinámica de la economía en general. Se han deteriorado los flujos migratorios y comerciales, debilitando la confianza en el país. El pánico se ha apoderado de los mercados financieros y se tiene el riesgo de caer en una nueva recesión a nivel mundial.

La participación comercial de nuestro país, es conocida a nivel mundial y por lo tanto el impacto de esa condición nos afecta de manera directa y rápida, desgastando la confianza, tanto de las familias como de los empresarios. No podemos permitir un mayor deterioro en los niveles de desempleo que el que se muestra actualmente en el país.

Por ello nos complace que el Gobierno de la República, anunciara medidas para evitar un daño mayor al que ya enfrentan los empresarios costarricenses en sus resultados comerciales y financieros, con las consecuencias ya evidentes en el empleo nacional.

Nuestra Posición como Partido:

La fracción del Partido Unidad Social Cristiana, de manera propositiva, ya había adelantado varias de las medidas anunciadas por el Gobierno, las que se encuentran contenidas en el proyecto de ley No 21838. Este proyecto tiene la enorme virtud de que se constituye en una poderosa herramienta para atender, no solo la situación actual que enfrentamos, sino que queda disponible para cualquier otra similar que se presente en el futuro. Consideramos que para obtener éxito en las medidas que pretende adoptarse, se requiere de unión nacional, pues muchas de las propuestas pasan por la aprobación legislativa, así como de Juntas Directivas de entidades autónomas. La pandemia no va a esperar, por lo que debemos acelerar los plazos necesarios para que las medidas entren en vigencia lo antes posible.

Por todo ello conminamos:

1. A las autoridades de la Caja Costarricense del Seguro Social y a las del Instituto Nacional de Seguros para que redoblen esfuerzos en la evaluación y aprobación de las propuestas.

2. Hay que flexibilizar y aliviar los costos de las planillas para los empresarios; en especial para las pequeñas y micro empresas que generan la mayoría del empleo nacional.

3. Las autoridades del sector turístico del país deben crear los mecanismos que sean necesarios para comunicar a los visitantes extranjeros sobre la existencia y cobertura de aquellos productos y servicios que se diseñen para dar confianza a los visitantes.

4. Las autoridades reguladoras del sistema financiero deben procurar mejorar las condiciones crediticias de los costarricenses; situación que ya venía deteriorada incluso antes de la llegada del Covid-19. La solución no solo está en una mayor oferta de recursos prestables con reducciones en las tasas de interés o en el encaje mínimo legal de los intermediarios financieros. Se requiere, también, mantener un equilibrio entre la flexibilización de las condiciones de los préstamos que deben atender los costarricenses y la competitividad del empresario del sector financiero. El Banco Central de Costa Rica y el Conassif deben dar pasos decididos en este sentido.

5. Comprendiendo que la delicada situación fiscal del país no permite profundos y prolongados procesos que ayuden a enfrentar la crisis sanitaria, pero también entendiendo que el interés superior de la salud de los costarricenses y el mantenimiento del empleo son imperiosos; es que se propone una moratoria temporal en el pago de varios impuestos, tal y como lo presentó nuestra fracción legislativa, dando con ello un aliciente en estos difíciles momentos. El diseño de un adecuado plan para el re pago de las deudas tributarias que se acumulen durante la moratoria debe ser una parte importante de la propuesta integral a valorar. Pero con ello creemos que los beneficios que se reciban por parte de los empresarios con las medidas que se adopten, tendrán como garantía el mantenimiento del empleo nacional.

6. El gobierno debe garantizarle a la ciudadanía, que podrá tener acceso de manera competitiva a los productos de higiene y a los servicios de salud que se van a requerir durante el período que se mantenga la alerta sanitaria.

Costa Rica se encuentra en una cruzada nacional y el esfuerzo debe ser integral y coordinado. Como prioridades están la salud de los Costarricenses y el mantenimiento del empleo. Por lo anterior, el Comité Ejecutivo Nacional, estará vigilante de que el compromiso anunciado sea real y estamos en la mejor disposición de colaborar con propuestas y buscar soluciones, para el manejo de la situación que enfrentamos. De esta manera fortaleceremos la confianza de las familias y las personas. Tendremos por delante, también, una extraordinaria oportunidad para valorar cuales de las medidas que se tomarán -por lo pronto de manera temporal- se pueden mantener en el tiempo y con ello mejorar de manera estructural la competitividad del país.

En el Comité Ejecutivo del PUSC y su fracción legislativa estamos comprometidos a ello.

Comité Ejecutivo Nacional Partido Unidad Social Cristiana