ARGENTINA LEGALIZACION DEL ABORTO: ANUNCIOS POPULISTAS, POR CARLOS TRABOULSI

Noticiero Demócrata Cristiano |

Hemos asistido a otra apertura más de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación con un relato presidencial que trata de convocar a una épica de construcción de País a partir de su llegada. Nos olvidamos que la Argentina tiene continuidad institucional, con un Pueblo que sufre y goza con sus gobernantes que se van sucediendo, uno peor que el otro lamentablemente, sin posibilidad de colmar nuestra capacidad de sorpresa; pero no empezamos de cero como nos quieren hacer creer.

Todos quieren pasar a la historia con algo. Alfonsín con el divorcio vincular, Kirchner con el matrimonio igualitario y Fernández quiere que se le recuerde por el aborto. Uno de sus mayores argumentos es que la conminación penal no ha sido suficiente para disuadir la acción de aborto. Pero un código penal, pretende disuadir y sancionar conductas sabiendo que un mundo con acciones ilícitas cero es imposible, pero ello no es fundamento para legalizar y despenalizar los delitos.
Con el aborto se banaliza la muerte y seguimos agregando conductas y testimonios hacia nuestros hijos que los interpelan hacia las conductas violentas. Si lo más sagrado que tiene una persona humana que es la vida no la respetamos, y en especial, no cuidamos la de aquel más indefenso que es la persona por nacer, que ni siquiera ahora en nuestro país con la designación de la Dra. Graham como defensora de niño, niña y adolescente de la nación que se pronunció a favor del aborto, la respetamos, tampoco somos coherentes al exigir conductas morales a nuestros hijos de respetar la vida del otro.
Es cierto que debe existir un Estado presente que debe cuidar a los ciudadanos en general y a las mujeres en particular, pero las personas por nacer son argentinos y también en su mayoría mujeres teniendo en cuenta las estadísticas de natalidad. Por ende es mentirosa la afirmación que para estar presente el Estado deba matar a sus hijos. Decir interrupción voluntaria del embarazo es una frase falsa ya que el embarazo no se interrumpe se mata la persona que está dentro del vientre de la madre.
No es una cuestión de Salud Pública ya que ésta se encarga de la vida de las personas y no de la muerte de éstas. Salud pública es preocuparse por las miles de muertes evitables por distintas circunstancias producto de la falta de atención médica e insumos hospitalarios que se producen cotidianamente. Las mujeres necesitan igualdad de oportunidades. Es necesaria una educación integral sexual en valores para evitar el embarazo no querido; contención y acompañamiento por parte del Estado a las mujeres para no abortar, y una ley de adopción ágil y moderna desde el vientre materno para vivir.
La Argentina necesita urgente una ley poblacional para poder cubrir nuestro territorio en forma armónica a fin de ser sustentable y competitiva. Trabajemos Señor Presidente en el desarrollo de políticas de estado en este sentido, y no en ser voceros de las políticas imperialistas que pretenden el aborto y otras imposiciones como control de la natalidad y sojuzgamiento de nuestro Pueblo en la inteligencia de un mundo para pocos. No hay mayor acto de discriminación y violencia que decidir quién nace y quién no.
Carlos Traboulsi es abogado, ex docente UBA, Secretario General Partido Demócrata Cristiano CABA