ARGENTINA | 1er ENCUENTRO DE MUJERES DEMÓCRATAS CRISTIANAS EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Noticiero Demócrata Cristiano |

Primeras conclusiones en ocasión del Primer  Encuentro de Mujeres Demócratas Cristianas:

1) Participación de la mujer en la política: Ya que, en el hogar, con la familia como primer grupo de socialización, formamos nuestros hábitos, debemos comenzar allí a transmitir educación basada en valores como la dignidad humana, el bien común, respeto, libertad, justicia, tolerancia y amor, teniendo en cuenta que la forma más eficiente para ello es a través del ejemplo. Esta dimensión tendrá mayor eficacia en un marco de fraternidad y en comunión con los hombres, complementándonos e interactuando con las nuevas generaciones.


2) Necesidad de un movimiento de mujeres social cristiano, su organización y normativa: incentivar y reforzar la formación ciudadana y política de las mujeres, de manera transversal e interreligiosa, es el primer paso para la generación de cuadros políticos comprometidos. Ello con el propósito de que puedan acceder a espacios de poder para implementar políticas públicas en lo macro y en lo micro, con una visión humanista, social y cristiana.

2) ¿Somos mujeres anti-derechos? Paridad y género: Entendemos que el derecho primordial (primero y principal) es el de la vida, a partir de él podemos disfrutar de los demás, para lo cual es necesario poner especial énfasis en las personas vulneradas y vulnerables, dentro de las cuales nos encontramos las mujeres, ancianos, personas con discapacidad, niños y niños por nacer. En esta línea, son insoslayables las políticas públicas con impacto positivo que equiparen las situaciones de estos grupos históricamente discriminados y desfavorecidos, con el objetivo de lograr una igualdad real de oportunidades en todos los ámbitos (políticos, laborales y sociales), garantizando el efectivo goce de los derechos que se nos son otorgados por nuestra sola condición de persona humana, amparados por nuestra legislación nacional (Constitución Nacional, tratados internacionales de derechos humanos, Código Civil y Comercial, y demás normas en consonancia).

En virtud de ello, asumimos los siguientes compromisos:
1. Establecimiento de una comunicación permanente en la militancia y en las acciones políticas para multiplicar los frutos de nuestro trabajo.

2. Formación de espacios transversales e interreligiosos de mujeres, con el propósito de hallar las mejores estrategias para elevar la calidad de vida de los ciudadanos.

3. Realización de diversas actividades académicas, culturales, sociales y políticas para la formación permanente e integral de mujeres dirigentes y lideresas.