VENEZUELA | CARTA DEL ALCALDE ANTONIO LEDEZMA, A ROBERTO ENRIQUEZ, PRESIDENTE DE COPEI

Noticiero Demócrata Cristiano |

74 años de lucha no pueden perder la batalla ante la historia que exige, más bien, que se Prolonguen los servicios prestados a la patria. 
COPEI nació en una hora de plenas dificultades, su lanza se abrió paso entre el oscurantismo y pudieron sus fundadores instalarla, victoriosa, en el alma de los venezolanos. 
Me correspondió librar contiendas en el ámbito estudiantil con baluartes lideres socialcristianos. En mi liceo Juan Germán Roscio, en San Juan de los Morros, comencé mi carrera política, confrontando a COPEI, pero apreciando su significación en el pentagrama pluralistas de la democracia naciente. 

Por eso es que el pasado mes de octubre, en la oportunidad de participar en el Congreso del Partido Conservador colombiano, conversando con el buen amigo, el expresidente Andrés Pastrana, le sugerí, que él debería, junto a Juan Carlos Latorre, Pte de la ODCA, promover una cruzada para "salvar  a COPEI". Aprecié que el presidente Pastrana me veía, como extrañado; luego me enteré, por fidedigno relato de Enrique Naime, testigo de excepción de esos encuentros, que para el presidente Pastrana "era muy singular que una persona que milita en una corriente ideológica opuesta, esté preocupada por la salud de un partido que ha combatido desde su adolescencia". 
Hoy, desde este doloroso exilio, recibo en medio de tantas ventoleras pesimistas, la buena nueva de que hoy lunes 20 de enero, se juramenta una comisión extraordinaria, compuesta por mujeres y hombres, igualmente extraordinarios, por su peso moral, su dilatada formación política, su inquebrantable compromiso con los ideales socialcristianos y, sobre todo, su firme determinación de no pactar ni los valores ni los principios que le dan esencia a la Democracia Cristiana. 
¡Salvar a Copei! Como los hicieron gallardamente los fundadores que supieron desenfundar esa lanza victoriosa, en aquellos años aciagos de la dictadura perezjumenistas, en la que algunos tránsfugas pretendieron alquilar la dignidad de Copei.   
Amigas y amigos socialcristianos. 
Tienen por delante una jornada difícil, pero no imposible para fajadores como uds que se han mantenido imperturbables ante esta feroz narcotirania. Salvar a COPEI significará, también, contribuir a Salvar a Venezuela. Tengamos presente que los fundadores de los grandes partidos de la democracia se impulsaron en las ideas, sabían que esos sueños requerían de esfuerzos de toda naturaleza, también que le esperanza cuenta muchísimo para no dejar desvanecer los ánimos. 

Madrid, 20 de Enero de 2020.