RESOLUCION IDC - PARA LA PROMOCION DE UN ORDEN INTERNACIONAL BASADO EN REGLAS SOBRE ETICA UNIVERSAL Y LOS VALORES HUMANITARIOS

Noticiero Demócrata Cristiano |


•Reconociendo que se está produciendo un profundo cambio en la economía global y en el equilibrio de poderes geopolíticos, cuyo impacto aun es desconocido para el futuro de la humanidad;

•Observando que algunos aspectos de este reequilibrio de poderes, como el surgimiento de China y el cambio a largo plazo de la polaridad económica mundial del Atlántico Norte a Eurasia;
•Considerando el  incremento  del  autoritarismo,  de  estados  civilizados  que  no  aceptan las reglas basadas en el orden tras la Segunda Guerra Mundial, ya sea en términos de derechos humanos, estado de derecho, democracia o respeto de las fronteras internacionales y la soberanía de otras naciones;

•Conscientes  de  que  el expuesto  en muchas regiones  de  Oriente  Medio, África y  otras regiones –incluyendo la discriminación, la persecución y la extrema violencia perpetrada contra las minorías religiosas y étnicas– constituye una profunda amenaza no  sólo a los afectados directamente sino  también  para  el  futuro  de  la  misma humanidad y civilización;

•Reconociendo que desdeñar el Estado de Derecho y la negación del valor inherente y la dignidad de  la vida  humana  amenazan el  orden  internacional  tras  la  Segunda  Guerra Mundial,  el  cual  durante  mucho tiempo  ha  servido  como  marco  de  las  relaciones internacionales, incluyendo la mayor expansión del bienestar económico en la historia de la humanidad;

•Recordando  que  en  1948  la  Asamblea  General  de  las  Naciones  Unidas adoptó  la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) en respuesta directa a los horrores de la guerra total y el genocidio;

•Reconociendo el origen intelectual, filosófico y espiritual del orden internacional tras la Segunda Guerra Mundial y la DUDH están asociadas a las tradiciones del humanismo y la cristiano-democracia occidentales;

•Recordando  que  el  preámbulo  de  la Constitución de  Indonesia compromete  a  la República de Indonesia a participar en el apoyo al orden global que respeta la soberanía nacional,  la  paz  y  la justicia  de  todos  los  pueblos  y  rechaza  cualesquiera  y  todas  las formas de colonialismo;

•Reconociendo la necesidad de  aplicar la ética y los valores  universales para equilibrar intereses enfrentados en las esferas de la política nacional e internacional;

•Observando que la tendencia actual en muchas partes del mundo donde la ética y los valores humanitarios ya no son un factor relevante en las decisiones políticas;

•Reconociendo que, ante la ausencia de cualquier criterio ético aplicado a las decisiones políticas,  las  relaciones  humanas son  propensas  a  revertir  hacia el  estado  natural hobbesiano en el que prevalece la ley de la jungla;

•Recordando que la DUDH y las reglas basadas en el orden internacional tras las Segunda Guerra  Mundial fueron  diseñadas  específicamente  para  rescatar  la  humanidad  de  su condición salvaje;

•Teniendo en cuenta que la disminución de este orden internacional basado en reglas y las consecuencias subsiguientes nos están acuciando;

•Observando que los insolentes regímenes  autoritarios ignoran los derechos fundamentales articulados en la DUDH y continúa siendo una enorme tragedia humana;

•Observando que la apropiación generalizada del leguaje de los derechos humanos por parte de los que tienen una agenda partidaria e ideológica ha alimentado la confusión y socavado la confianza en lo elemental del concepto del derecho humano;

•Afirmando que es esencial para el bienestar de la humanidad que los valores morales y éticos deben tener el mismo peso, con las consideraciones económicas y políticas, para dar forma a las políticas públicas;

•Sabiendo que el deseo de ser tratado con dignidad es inherente a la naturaleza humana como un impulso paralelo hacia la imposición de la tiranía por terceros;

•Reafirmando   que   el   humanismo   occidental,   la   cristiano   democracia   y   el   islam humanitario son tradiciones similares con intereses comunes para mantener el orden internacional en base a las reglas enraizadas en la ética y valores universales.

La IDC-CDI declara lo siguiente:

•Dado  que centro  de  gravedad  de la  economía  mundial cambia  hacia  Eurasia –y  la competencia  geopolítica amenaza  con  socavar  la  paz  y  la  seguridad alrededor  del mundo entero– el reconocimiento generalizado, y su adscripción, a los valores éticos y humanitarios universales pueden ayudar a garantizar que esta transición pueda llevarse a cabo más pacíficamente.

•La  IDC-CDI  y  sus  partidos  miembros  están  en  una  posición  única  para  facilitar  este proceso para acoger la parte común de los valores humanos y universales enraizadas en sus respectivas tradiciones religiosas y culturales.

•Estas  tradiciones –que son  inclusivas pero  no se limitan al humanismo  occidental,  la democracia  cristiana  y  el  islam  humanitario– pueden  servir para  la  fundación  de  la alianza del siglo XXI para promocionar las reglas basadas en el orden internacional sobre los valores éticos y humanitarios universales.

•La IDC-CDI invita a la gente de buena voluntad de cada creencia y nación, como también a  los  partidos  políticos  y  gobiernos  del  mundo  entero,  a  unirse  en  esta  alianza  para salvaguardar la  dignidad  humana  y  promocionar  el  surgimiento  de  un orden  mundial verdaderamente justo y armonioso basado en la igualdad de derechos y la dignidad de todo ser humano.

Yogyakarta (Indonesia), 23 de enero de 2020