ALEMANIA | MERKEL SALTA AL RUEDO CON LOS "YOUTUBERS" ALEMANES

Noticiero Demócrata Cristiano |

Se suponía que iba a ser una plaza difícil de torear: una hora de directo acribillada a preguntas por cuatro populares youtubers. La canciller y candidata Angela Merkel ha logrado sin embargo salir ilesa y hasta reforzada del cara a cara con una generación que ha crecido al compás de sus doce años al frente de Alemania y con la que logra sintonizar.
El de hoy era uno de la decenas de actos electorales que llenan la apretadísima agenda de la candidata de aquí al 24 de septiembre, fecha de las elecciones que deben dar a luz un nuevo Gobierno en Alemania. Pero era también uno potencialmente peliaguado y a diferencia de los mítines al uso, con final abierto.

MrWissen2Go, IsschtarIsik, AlexiBexi y ItsColeslaw suman unos tres millones de suscriptores en You tube, donde videobloguean de lo divino y lo humano. El más politizado de los cuatro responde en su canal a preguntas del tipo, “¿de dónde vienen los hipsters? o ¿por qué en África hay pobres?. Otra retransmite su día a día con su pandilla y da consejos de belleza. Una tercera tiene cierta querencia por la autoayuda y un cuarto acostumbra hacer chistes escatológicos sentado en el retrete -766.200 visualizaciones- y a comer Nutella a cucharadas frente a la cámara.
Ante tal elenco de entrevistadores se presentó frau Merkel con una de sus ya clásicas chaquetas de botones grandes y su no menos característica flema. Y se dirigió a los jóvenes con la misma deferencia con la que conversaría con un magistrado del Tribunal constitucional. No trató de hacerse la colega, ni de confraternizar. Fue ella misma o al menos consiguió transmitir la imagen que de ella se han construido muchos alemanes: una mujer honesta, que hace lo que cree que debe hacer y que en ocasiones hasta acierta.
Los jóvenes llevaban muy bien aprendida la lección, aparcaron su faceta más gamberra y jugaron a ser mayores en el plató a las afueras de Berlín. A la canciller le preguntaron por el dieselgate, el escándalo de los motores trucados, la desigualdad social y de género, los refugiados o la crisis con Turquía entre otros muchos asuntos. La candidata respondió a todas las preguntas con diligencia, pero sin mojarse ni ofrecer un solo titular. Fue incluso capaz de mostrar cierta ternura al confesar que su emoticono preferido es el smiley, con corazón si las cosas van bien.
Merkel parte con una clarísima ventaja a cinco semanas y media de las elecciones generales, a pesar del ligero descenso que ha registrado su formación en las últimas semanas. Los últimos sondeos sitúan a su partido, la CDU cristianodemócrata a 16 puntos porcentuales de distancia respecto a su rival y socio de coalición, la socialdemocracia de Martin Schulz.
La canciller es una política veterana de 63 años, que disfruta con la ópera, la cocina y los paseos por el campo. Pero su edad y su estilo de vida no le impiden sintonizar con los jóvenes. Una encuesta de junio pasado elaborada por Forsa la sitúa muy por encima del candidato Schulz en intención de voto, de los que acuden este año por primera vez a las urnas. El 57% de los primeros votantes de entre 18 y 21 años votarían a favor de Merkel frente al 21% que lo haría a favor de Schulz.
Pese a la enorme ventaja de la que hablan los sondeos, Merkel sabe que hay que mimar todos los flancos y que los jóvenes son cruciales para lifderar un nuevo Gobierno después del 24 de septiembre. Hoy ha ido a buscarlos a dónde están, a su canal favorito. Con ellos ha hecho de youtuber por un día, se ha dado un revolcón de juventud y ha salido del plató como había entrado, ilesa, sin rasguños y ya de camino al siguiente acto electoral.