FRANCIA | LOS PARTIDOS DE SARKOZY Y MARINE LE PEN SE DISPUTAN EL PUESTO DE PRIMER PARTIDO DE FRANCIA

Editor Noticiero DC |

Todos los sondeos anuncian un aldabonazo político espectacular: el Frente Nacional (FN, extrema derecha) pudiera convertirse en el primer partido de Francia, con intenciones de voto muy semejantes al conjunto de todas izquierdas juntas, en la primera vuelta de las elecciones departamentales, el domingo próximo.
La Unión por un movimiento popular (UMP, derecha) de Nicolas Sarkozy disputa al FN de Jean-Marie y Marine Le Pen el puesto de primer partido de Francia, pero todos los sondeos sitúan al PS de François Hollande en un humillante tercer puesto.

El último y más completo sondeo, publicado la mañana del lunes por el diario «Le Figaro» y la emisora Europe 1, anuncia estas posibles relaciones de fuerza: FN, 30% intenciones de voto, el domingo; UMP, 29%; y PS 19%.
FN y UMP se disputan el puesto de primera fuerza política nacional en todos los sondeos del último trimestre. Durante ese mismo intervalo de tiempo, el PS no ha salido nunca del hoyo de tercer partido político nacional.
Según el mismo sondeo, estas son las intenciones de voto del conjunto de los partidos de izquierda: Frente de izquierda, 6%; ecologistas, 3%; izquierdas diversas, 5%; extrema izquierda, 0,5%. En total, el PS y todas las izquierdas cuentan con un 33,5% de las intenciones de voto nacionales. Apenas un 3,5% más que la extrema derecha, en solitario.
A la derecha, el partido de Sarkozy (UMP), con un 29% de intenciones de voto, y el resto de candidatos conservadores independientes (5%) suman un total de un 34% de intenciones de voto.
Con las reservas y prudencia imprescindibles para intentar «interpretar» las intenciones de voto de los últimos sondeos de campaña, la persistencia de esas relaciones de fuerza parece reflejar el retrato robot de una Francia conservadora y muy conservadora gobernada por un partido minoritario.
Derechas (33%) y extrema derecha (30%) parecen muy mayoritarias en una Francia donde el partido gobernante (PS) apenas tiene un 19% de intenciones de voto, con unos aliados a geometría variable que, en su conjunto, apenas cuentan con un 33,5%.
La gestión de los 95 departamentos franceses tienen una importancia política modesta. Por el contrario, la elecciones de sus «consejos regionales» (suerte de «parlamentos» departamentales) parece anunciar una evolución de calado político muy considerable.