CUBA | CARTA DEL MOVIMIENTO CRISTIANO LIBERACION A CANCILLER PANAMEÑA, SRA ISABEL SAINT MALO

Editor Noticiero DC |

El Movimiento Cristiano Liberación es una organización integrada por cubanos dentro y fuera de Cuba. Durante más de 26 años hemos trabajado en busca de opciones  que democraticen la sociedad cubana y que nos permita entregar como resultados al pueblo, un ambiente de derechos y reconciliación entre todos los cubanos.
Esta actividad, siempre cívica y pacífica,  ha tomado como referencia la participación ciudadana que devuelva al pueblo de  Cuba la capacidad de decidir libremente sobre su presente y futuro y de esta manera, su soberanía. En esta lógica hemos propuesto durante años, entre otros: un dialogo nacional que permita que interactúen todas las corrientes políticas de la Nación, un programa de transición para que sea aprobado por el voto del pueblo, varios proyectos de ley que en algunos casos han cumplido con las normas constitucionales que lo deberían llevar a consulta popular, una hoja de ruta que garantice la participación de todos los cubanos y que concluya con el ejercicio electoral competitivo.

Todos estos intentos de solución a la falta de libertades política y a la realidad de secuestro de nuestra soberanía por parte del partido Comunista de Cuba, han sido reprimidos desde el poder decenas de nuestros miembros y de otros grupos de la oposición pacífica  han sufrido las cárceles cubanas y el destierro, otros tantos de ellos sufren al día de hoy de amenazas y hostigamiento represivo, donde peligra su libertad y su vida. El caso más grave y doloroso, ha sido la suerte corrida  por el fundador y Coordinador Nacional Ingeniero  Oswaldo Paya Sardiñas y otro líder de nuestro movimiento, el joven Harold Cepero Escalante, quienes perdieron la vida en Cuba el 22 de Julio de 2012 durante  un suceso automovilístico del cual y dado las previas amenazas de muerte y los hechos que se conocen del fatídico evento, así como la negativa de asumir una investigación internacional independiente, por parte del gobierno de Cuba, nos hace asumir, que fue un crimen político.
Excelentísima Canciller, como usted ha podido leer, a pesar de toda la represión sufrida, nuestra voluntad nunca ha sido la de participar en la sociedad cubana como grupo  político, en un arreglo y acomodo del actual modelo, sin que esto sea el resultado de un consenso nacional de igualdad y derechos para todos los cubanos. En este sentido y acorde al actual proceso  de integración del sistema cubano en la comunidad ínter americana, consideramos necesario recabar el apoyo y la solidaridad de su gobierno para divulgar  y transmitir, tanto al gobierno de Cuba, como al resto de gobiernos participantes en la próxima Cumbre de las Américas, la necesidad de realizar en Cuba  un referendo donde los todos los cubanos podamos decidir si deseamos en nuestra patria la realización de elecciones libres y plurales, que terminen con medio siglo de monopolio arbitrario  del grupo de poder, reunido  en el partido Comunista de Cuba.
Le expresamos además nuestra voluntad, de trabajar con el gobierno cubano en la preparación y realización de este referendo, así como le solicitamos valorar, la posibilidad de que el gobierno de Panamá contacte a otros gobiernos de América, interesados en participar como un equipo de garantes de este proceso, que de manera autentica, garantizaría el verdadero ejercicio de soberanía nacional entre todos los cubanos.
Invitar al gobierno de Cuba a la Cumbre de las América es un gesto de independencia y soberanía de su gobierno, cuyo mandato es el resultado de las urnas y  las normas democráticas universales.  Olvidar que el gobierno de Cuba nunca ha ganado legítimamente ese mandato de su pueblo, es una omisión divorciada de los valores democráticos que inspiran a la solidaridad.
Apoyar el referendo que proponemos, no es un acto de injerencia, sino todo lo contrario, es impulsar la soberanía y la auto determinación del pueblo de Cuba.
Agradecemos su cordial  atención  y le deseamos total éxito en su condición de anfitrión  en la futura Cumbre de las Américas. Esperamos además, conocer sus impresiones sobre esta petición formulada.
Atentamente, a nombre del Movimiento Cristiano Liberación;

Eduardo Cardet Concepción,  Coordinador Nacional MCL

Tony Díaz Sánchez,   Secretario General MCL

Regis Iglesias Ramírez, Portavoz MCL