ESPAÑA | ANTONIO LOPEZ-ISTURIZ: "SE HAN CREADO LOS MECANISMOS PARA QUE UNA QUIEBRA GRIEGA NO AFECTE AL RESTO"

Editor Noticiero DC |

Antonio López-Istúriz White (Pamplona, 1970) la vocación por la política internacional parece que le viene en la sangre. De padre español y madre estadounidense, el eurodiputado es actualmente Secretario General del Partido Popular Europeo (PPE). Un cargo desconocido para muchas personas, al igual que alguna de las realidades que viven estos representantes: «Como diputado europeo, no estoy reconocido por la Seguridad Social española y por lo tanto no tengo derechos respecto a ella. Solo porque también soy autónomo puedo acceder al sistema», afirma. Consciente de la importancia de que los ciudadanos conozcan los mecanismos y el trabajo que se realiza en el Parlamento Europeo, el político ha visitado la redacción de ABC.es para responder las dudas de los lectores.

—¿Cree usted que la publicidad que se hace hoy en día sobre la Unión Europea está a la altura?
—No lo creo. Pocos explican a nivel nacional o hacen campañas en defensa de la UE. Tristemente he de reconocer que solo las noticias negativas parecen atraer un cierto interés mediático o social. Trabajemos para que eso cambie. Es trabajo de periodistas, políticos y sociedad civil. En España especialmente tenemos que hacer un gran esfuerzo en ese sentido.
—¿Ve usted algún paralelismo entre la situación política griega y la española? ¿son extrapolables los resultados de ayer a España?
—En absoluto. Primero, la situación económica y social griega es mucho peor que en nuestro país. Segundo, en Grecia han aparecido movimientos de ultraizquierda como Syriza y de ultraderecha como Amanecer Dorado; aquí en España, solo la pérdida del norte del PSOE y la práctica absorción de IU por parte de Podemos favorecen el surgimiento de este último movimiento populista. En el centro derecha continúa un partido unido como es el Partido Popular, garantía de que no haya aventuras exóticas a nuestra derecha. Creo que el ciudadano español en noviembre entenderá dónde están la estabilidad y la garantía de un futuro para sus hijos.
—¿Cree usted que ante la creciente amenaza del terrorismo islámico la Unión Europea va a tomar en serio el problema migratorio en las ciudades de Ceuta y Melilla?
—El domingo tras los atentados en París y a lo largo de estos días se han producido numerosas reuniones de ministros de Interior y Justicia de la UE que creo van a hacer avanzar en los próximos meses espectacularmente la lucha contra el terrorismo en todas sus expresiones. Parte de las conversaciones ha girado en torno al reforzamiento de FRONTEX (programa de control y seguridad de las fronteras exteriores de la Unión Europea). Quiero recordar que FRONTEX no es solo más aportación económica y medios materiales para todos los servidores de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que trabajan diariamente velando por nuestra seguridad sino también programas europeos de ayuda a aquellos países que son emisores de emigración, y una mayor colaboración en la lucha y erradicación de las mafias ilegales que explotan a los inmigrantes.
—¿Cómo se puede convivir dentro del Parlamento Europeo con grupos políticos que sólo buscan las desaparición de la UE como el FN de Marine Le Pen o los británicos del UKIP?
—Con mucha paciencia, lucho democráticamente cada día en ese Parlamento para que estas opciones políticas votadas por ciudadanos europeos dejen de serlo en las próximas elecciones. La paciencia es importante porque ellos siempre se cansan primero. Buscan la declaración explosiva, el show, pero se acaban cansando. Especial dedicación es mi trabajo contra los grupos xenófobos y de ultra izquierda o ultra derecha que quieren devolver a Europa a la primera mitad del siglo XX, que todos queremos olvidar.
—Me gustaría preguntarle por Tsipras. ¿Es tan fiero el león como lo pintan? O el hecho de que en los últimos meses haya rebajado su discurso nos da una idea de por dónde va a ir su gobierno. ¿Supone una amenaza para la estabilidad económica y financiera de la Eurozona?
—Me gustaría dejar claro que siempre respeto el voto democrático de la gente, en cualquier país. No comparto ni las ideas simplistas y soluciones exóticas que propone Alexis Tsipras. El propio populismo le lleva a aliarse con un personaje que sacamos del PPE por sus ideas ultranacionalistas y radicales de derechas en el pasado. La alianza de la ultraizquierda con este ultranacionalismo, en principio, no parece aparentar nada bueno pero también hay que dejar que en los próximos días, en la renegociación de la deuda griega, el populismo demuestre, o una de dos: o rompe todos los compromisos europeos y deja al país en la miseria al tener que salir del euro, o acepta todos los compromisos, quebrantando años de insultos y desprecios hacia la UE. A esto conduce el populismo. Afortunadamente, se han creado los mecanismos necesarios dentro de la Eurozona que evitarían que una posible y no deseable quiebra griega afectase a los demás miembros. Al ser una noticia positiva la creación de estos órganos a lo largo de la crisis no ha tenido mucha difusión pero queda tranquilo que en este sentido no te afectará.