PANAMA | COMUNICADO DEL PARTIDO POPULAR SOBRE LOS PINCHAZOS TELEFONICOS

Editor Noticiero DC |

A la serie de escándalos por corrupción que actualmente se encuentran en manos de las autoridades competentes, se suma el de las escuchas ilegales por parte de ex funcionarios que en un claro abuso de poder atentaron contra las garantías fundamentales de los ciudadanos. Resulta escabroso que el dinero de los contribuyentes, no conforme con haber sido desviado hacia manos particulares para el enriquecimiento injustificado de malos funcionarios públicos fuera igualmente destinado para la infiltración a la intimidad de ciudadanos panameños con pensamientos opuestos a quienes de manera autoritaria ejercieron el Poder en nuestro País, tal y como Ricardo Martinelli lo hizo sin el menor respeto al orden Constitucional y legal. Con los pinchazos telefónicos es de resaltar que las personas llamadas a brindarnos seguridad y confianza, se convirtieron en una policía política al margen de la ley y la propia Constitución, situación que nos hace concluir que de haber ganado la propuesta de Cambio Democrático las elecciones, estas prácticas ilegales hubieran alcanzado niveles sin precedentes en nuestro País. La sensación de impunidad que por tanto tiempo horadó la confianza del ciudadano en sus sistema judicial, poco a poco va desapareciendo ante el trabajo titánico que tiene por delante el Ministerio Publico, trabajo que debe ser comprendido en su justa dimensión y cuyo objeto no es el de despertar odios ni revanchismo, sino el de aplicar la Justicia, respetando el debido proceso y en total apego al principio de legalidad que sustenta su existencia.

Nos sumamos al rechazo ciudadano a estas prácticas ilegales y violatorias de los Derechos Humanos y que dicho sea de paso también son una traición a los principios democráticos que todos buscamos proteger en Panamá. Vemos con buenos ojos la labor que está desarrollando el Ministerio Público y que el engranaje judicial se mueva en una dirección correcta y así poco a poco devolver a nuestra sociedad, los valores que aquellos que lucharon por nuestra Democracia, aspiraron para nuestro País y sus ciudadanos. Apoyemos esta ardua tarea, caminando por la senda de la libertad y la justicia, donde la impunidad no sea el hollín en nuestra esperanza por un mejor Panamá con igualdad de oportunidades para todos y con una democracia más grande y fortalecida, legado de futuras generaciones, orgullo de muchos, tesoro de todos.