ESPAÑA | GARCIA-MARGALLO VISITA CUBA BAJO LA SOMBRA DE LA MUERTE DE OSWALDO PAYA

Editor Noticiero DC |

Visita del ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo (en la imagen), a Cuba, la primera de un canciller español desde 2010, cuando visitó la isla el anterior, Miguel Ángel Moratinos.
Allí ha tenido lugar el 'caso Oswaldo Payá'. Recordemos: el opositor cubano Oswaldo Payá Sardiñas, fundador del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL) y premio Sajarov del Parlamento Europeo, murió el 22 de julio de 2012 en un presunto accidente de circulación ocurrido en Bayamo (Cuba) y en el que también falleció Harold Cepero, otro opositor cubano.

Conducía el vehículo el español y militante del PP Ángel Carromero, que ha declarado en numerosas ocasiones que su coche fue embestido por agentes del régimen -no fue un accidente- y ha acusado a la dictadura cubana de asesinarlo: "La realidad es que ni Oswaldo (Payá) ni Harold (Cepero) murieron en el momento". "La realidad es que nos sacaron de la carretera y se deshicieron de los dos disidentes cubanos, por eso los europeos estamos ilesos", señaló.
Después de eso, Carromero fue condenado a la cárcel por el régimen cubano aunque el Gobierno español logró su extradición a España. Sin embargo, ni el Gobierno español ni la justicia española hicieron nada por aclarar la muerte de Payá. 
Pero de esto, seguro que no habla García-Margallo en su visita a la isla, al menos de manera oficial.
De lo que sí van a hablar, según ha explicado el propio canciller español, es de la próxima Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Veracruz (México), que calificó como "un acontecimiento clave" en el proceso para refundar estos foros que comenzó en Cádiz y siguió en la cita del año pasado en Panamá.
La actual negociación entre la Unión Europea y Cuba para llegar a un acuerdo bilateral, el papel de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, o la revitalización de las conferencias entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) serán también asuntos destacados en la agenda de Margallo.
En declaraciones en el Aeropuerto de La Habana, el ministro explicó que el objetivo de su visita es "pasar revista" a los lazos bilaterales y destacó que las relaciones entre España y Cuba "son probablemente de las más próximas que podemos tener en el mundo".
Por su parte, el embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez, ha subrayado también hoy lunes -en RNE- que las relaciones bilaterales son intensas y maduras porque se basan en vínculos afectivos, culturales y comerciales muy fuertes. "La visita de este ministro es necesaria. Esperamos vernos de frente y con respeto al orden interno de cada uno de los países".
Y sobre la posibilidad de que Margallo se reúna con la disidencia, Martínez Enríquez ha señalado que no puede asegurar lo que va a hacer, aunque añade que no va a tener mucho tiempo porque tiene muchos compromisos oficiales.
Vamos, que lo más probable es que no se reúna con la disidencia, no vaya a ser que los dictadores Castro se molesten...
Por José Ángel Gutiérrez