CHILE | DIPUTADOS PIDEN CONGELAR INSTALACION DE TORRES ANTENAS POR UN AÑO

Editor Noticiero DC |

Los diputados DC, Jaime Pilowsky y Claudio Arriagada, y el diputado UDI, Osvaldo Urrutia, se reunieron hoy con la Ministra de Vivienda, Paulina Saball, para analizar el proyecto presentado el pasado 17 de septiembre, que busca suspender la instalación de torres soporte de antenas y sistemas radiantes de transmisión de telecomunicaciones, por un año.
Al respecto, el diputado Osvaldo Urrutia explicó que "este proyecto de ley tiene por objeto suspender o congelar los permisos que dan las direcciones de obras municipales para las torres soporte de antenas para celulares. No se trata de suspender la autorización para instalar nuevas antenas, lo que estamos pidiendo es congelar por el plazo de un año los permisos que las direcciones de obras municipales entregan a las empresas que solicitan construir torres soportes de antenas".

"La idea es evitar el fuerte daño patrimonial que genera un vecino cuando le arrienda un espacio a una empresa de telecomunicaciones para construir una antena de altura. Por ello, nuestro objetivo es suspender por un periodo de un año  mientras estudiamos la forma de evitar este daño, analizando mitigaciones verdaderas para las familias que viven alrededor de ese vecino desconsiderado que no pensó en el bien común y entregó en arriendo su casa".
Por su parte, el diputado Jaime Pilowsky señaló que “mientras estudiamos el problema de fondo del tema de las antenas que produce una serie de externalidades en cada una las comunas y barrios de nuestro país, lo que le hemos pedido al gobierno es que le ponga urgencia a este proyecto, de tal manera de poder analizar a partir de un estudio que hizo la Cámara de Diputados, cuáles son las soluciones de fondo al tema de las antenas”.
“Nuestros vecinos de Peñalolén y La Reina, cuando uno recorre la comunas, lo que nos plantean es la proliferación de antenas de telefonía celular, y la idea es tener una regulación adecuada y actualizada a partir de la evaluación que se ha hecho”.
En este mismo sentido, el diputado DC, Claudio Arriagada, indicó que “la proliferación de antenas para la cantidad de millones de aparatos que hay hoy día en Chile, hace que estén en distintos lugares, lo que tiene un impacto en lo arquitectónico, en la calidad de vida y en mantener las dudas aún sin que ningún organismo se pronuncie si esta proliferación hace o no hace daño a la población”.
Por esta razón, a su juicio es de suma importancia aprobar este proyecto pues “de obtenerse este año de congelamiento, tendremos el espacio para que el parlamento contribuya, y junto al Ministerio de Salud, el Instituto de Salud Pública, el Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones y el Ministerio de Vivienda, establezcan una mesa de trabajo que de lugar a una ley actualizada y que reconozca todos los problemas que este servicio que todos usamos y que no nos gustan las antenas tiene que resolver”.
Finalmente, los parlamentarios insistieron en que “este congelamiento no busca perjudicar el acceso que la gente tenga a la telefonía móvil, sino que, entre otros, imitar otras experiencias similares que permitan frenar la proliferación de torres de antenas en desmedro de la calidad de vida y la depreciación de las viviendas de los vecinos, y así como las empresas de electricidad y cable, se pueden usar las actuales antenas y permitir que en una sola torre de las que existen puedan haber 2 o 3 empresas trabajando”.