ESPAÑA - CUBA | EL JOVEN ESPAÑOL QUE CONDUCIA EL AUTO EN EL QUE MURIO PAYA: "PIDO A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL QUE POR FAVOR SE CENTRE EN SACARME DE AQUI"

Editor Noticiero DC |

El español Ángel Carromero y el sueco Jens Aron Modig, que viajaban en el coche en el que murió el opositor cubano Oswaldo Payá, confirman que se trató de un accidente de tráfico en declaraciones de ambos divulgadas por el régimen castrista en sendos vídeos.
«A nosotros no nos dio ningún vehículo por la parte trasera, simplemente yo iba conduciendo, me percaté de un bache y tomé las precauciones de cualquier automovilista, que es accionar el freno levemente. El coche perdió el control, no recuerdo señales», afirma el joven Carromero, que conducía el vehículo, en un vídeo mostrado a la prensa internacional.

«No tengo recuerdo de otro auto involucrado en este accidente», dijo el sueco Jens Aron Modig, que habló en persona ante los corresponsales. Carromero, dirigente de Nuevas Generaciones de Madrid, y Modig, líder de la Liga Juvenil Democristiana de Suecia, siguen retenidos en Cuba una semana después del accidente en el que ambos resultaron heridos y que costó la vida a Payá y al también cubano Harold Cepero, miembro de su organización (Movimiento Cristiano Liberación). Según el régimen, las causas del accidente fueron el exceso de velocidad y otros errores del conductor cuando el coche circulaba por un tramo en obras.
El español indica que no puede precisar la velocidad a la que circulaba, si bien la última vez que miró el cuentakilómetros iba a 80 por hora. «Frené porque vi el cambio, el bache y la arena, y entonces perdí el control porque habíamos entrado en una zona con grava y perdí la estabilidad y la dirección ya no funcionaba, y no recuerdo más», señala. El sueco dijo que «el primer recuerdo que tengo del accidente es que el auto, ya fuera de la vía, avanzaba contra un árbol, y a partir de ese momento todo se quedó en blanco».
Miembros de la disidencia cubana pusieron en duda lo conocido del suceso y la propia viuda de Payá, Ofelia Acevedo, dijo no aceptar la versión oficial, al tiempo que reclamó hablar con los dos supervivientes. En los vídeos y declaraciones divulgados ayer las autoridades cubanas mencionan la militancia de los dos europeos, pertenecientes a partidos conservadores, y las «intenciones» de su viaje a Cuba.
Carromero y Modig llegaron a la isla el 19 de julio con visado de turistas y «se ha comprobado que, violando su estatus migratorio, pretendían (...) contactar a grupúsculos de la contrarrevolución interna en la provincia de Santiago de Cuba para proporcionarles financiamiento», según el funcionario de la cancillería cubana que presentó el acto.
También perseguían, de acuerdo con las autoridades locales, «crear una organización juvenil del llamado Movimiento Cristiano de Liberación» (el grupo de Payá). «Esta operación estuvo organizada por Modig» y apoyada por Carromero, indicó Gustavo Machín, director del Centro de Prensa del Ministerio de Exteriores.
«Le pido a la comunidad internacional que por favor se centre en sacarme de aquí y no en utilizar un accidente de tráfico, que podría haberle pasado a cualquier otra persona, con fines políticos», afirma el español Carromero en un vídeo divulgado ayer, lunes, por el régimen castrista.