CHILE | HOSPITAL VAN BUREN. CORNEJO DENUNCIA IRREGULARES POR 3.500 MILLONES DE PESOS EN ADQUISICIONES

Editor Noticiero DC |

Irregularidades por  3.500 millones de pesos en adquisiciones efectuadas por el Hospital Van Buren de Valparaíso denunció a la Contraloría el diputado por esta región y jefe de la bancada DC, Aldo Cornejo, quien pidió una exhaustiva investigación en el proceso de compras efectuado el año pasado, proceso que no habría sido, como señala la ley, por licitación pública, sino por compras directas, “cuyos datos fueron alterados maliciosamente en el sistema de información pública.” Auditores del Ministerio de Salud ya estarían investigando la denuncia en este establecimiento público de salud.

Al respecto, Cornejo señala en su denuncia a la Contraloría que  “el  director del Hospital Carlos Van Buren, Claudio Fernández declaró públicamente su satisfacción por haber permitido que casi el 90% de la compras de medicamentos e insumos se realizará en un proceso de licitación; sin embargo,  esta información se basa en datos que fueron alterados en los sistemas de información pública,  ya que en realidad las  órdenes de compra que totalizan casi $3.500 millones corresponden a compras efectuadas directamente a los Laboratorios,  sin mediar proceso de licitación”.
Cornejo precisó que “estas compras directas  fueron declaradas como licitadas en el Portal de Compras Públicas,  ello a consecuencia de haber aprovechado una vulnerabilidad del sistema informático en el que es posible declarar que una compra fue efectuada a través de un proceso de licitación para lo cual simplemente se omite el identificador de la licitación,  lo que permite en definitiva que una compra directa efectuada a un proveedor en particular eluda toda formalidad legal que la ley exige para su respaldo y se evada de esta manera el control que el sistema efectúa en relación a este tipo de adquisiciones.”
Agregó que “el Hospital Van Buren siempre había transparentado la situación referida a la compra urgente de medicamentos y por lo tanto se cumplía a lo menos en lo formal,  con las exigencias que la ley 19.886 aplica en materia de compras directas,  que ahora no se cumple.”
Por otra parte, explicó que “otra seria irregularidad detectada ha sido el incumplimiento a la exigencia que hace la ley de compras públicas de refrendar presupuestariamente toda adquisición.  Esta situación se debió al hecho de que durante dos meses aproximadamente,  todas las compras que generó el Hospital no contaron con respaldo presupuestario,  lo que plantea a futuro un complejo escenario en el control de la deuda con los proveedores, ya que no existe registro del compromiso presupuestario,  el que necesariamente debió estar al momento de efectuar las compras.”