ODCA - MEXICO | CLAUSURA DE LA CONFERENCIA DE LÍDERES DE ODCA

Editor Noticiero DC |

El Presidente Felipe Calderón asistió a la clausura de la conferencia de líderes realizada por la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).
El Primer Mandatario reflexionó sobre los principales desafíos que enfrentan los gobiernos humanistas en la actualidad: la preservación de la democracia, la crisis económica internacional, la pobreza y el cambio climático.
Al comenzar, el Presidente destacó que la democracia es un sistema de vida y de gobierno ideal pero reversible. Así, subrayó que el reto es conservarla, preservando los derechos humanos. Enseguida explicó su visión sobre el panorama económico internacional y sostuvo que la falta de responsabilidad y ética han complicado la coyuntura económica de algunas naciones. El humanismo económico, afirmó, impulsa una economía eficiente, moderna y equitativa en la redistribución de ingresos y oportunidades, lo que obliga a los gobiernos a actuar prudentemente, sin gastar más recursos de los disponibles.
Remarcó también que, a pesar de la crisis global, su gobierno ha ocupado el gasto de manera responsable, invirtiendo en infraestructura, con más de 100 universidades nuevas; educación, con la cobertura universal en educación primaria; salud, rubro en el que México está por lograr la cobertura universal; políticas de combate a la pobreza, con programas como Oportunidades; y en el combate al cambio climático, con la meta en la reducción de emisiones y programas como Luz Sustentable y Pagos por Servicios Ambientales. Declaró que, bajo el principio humanístico de ética responsable, se han tomado decisiones que equilibran los beneficios para las generaciones actuales y futuras.
Por último, el Jefe del Ejecutivo apuntó que hay tres retos en los que los políticos humanistas deben concentrar sus esfuerzos: la congruencia política, el valor de la eficacia y la capacidad de traducir principios y valores. Así, concluyó el Presidente, es posible alcanzar el sistema de gobierno ideal para México: el humanismo político.