.


 

#NICARAGUA. GRAVES AMENAZAS A LA DEMOCRACIA, LA PAZ Y LOS DERECHOS HUMANOS

Editor Noticiero DC |

En los últimos días, la situación de Nicaragua se ha venido deteriorando dramáticamente. Dicho deterioro se caracteriza por el comportamiento crecientemente autoritario del Presidente Daniel Ortega quien, desde el inicio de su gobierno, ha ignorado, actuado al margen o violado flagrantemente la Constitución y demás leyes fundamentales de la República. He aquí los principales hechos y situaciones:

1. No obstante la clara prohibición constitucional, el Presidente Ortega ha expresado públicamente y de manera inequívoca la decisión de reelegirse para un nuevo período presidencial inmediatamente después del presente. A fin de evadir el cumplimiento de la Constitución de la República que permite la reelección por una sola vez y por un período no sucesivo, el Presidente Ortega pretende basarse en una resolución espuria de la sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declarando ¨la inconstitucionalidad del Artículo 147 Inc. a de la Constitución que incluye dicha prohibición”. Dicha resolución, inválida e inexistente para todos los efectos, fue adoptada únicamente por magistrados pertenecientes al partido FSLN durante una sesión de la sala Constitucional a la cual solo fueron convocados los magistrados pertenecientes al partido FSLN. Es además inválida e inexistente porque dicha sala Constitucional ni la propia Corte Suprema de Justicia en pleno tienen competencia para emitir una sentencia de esa naturaleza que constituiría una reforma a la Constitución.

.

2. Sumisión total del Consejo Supremo electoral que en lugar de actuar como organismo técnico e imparcial para supervisar la correcta realización de elecciones, se ha convertido en un instrumento político partidista controlado por el partido Frente Sandinista (FSLN) y se ha implicado directamente en la preparación y ejecución de fraudes electorales perfectamente documentados, a saber:

2.1. Fraude en las elecciones presidenciales de noviembre del 2006 de las que el CSE nunca publicó los resultados finales,

2.2. Fraude en las elecciones municipales del 9 de noviembre del 2008 en las que, mediante diversos procedimientos alteraron los resultados en más de 40 municipios, incluyendo Managua, capital de la República , y

2.3. Fraude en las elecciones regionales de la Costa Caribe de Nicaragua (marzo de 2010).

3. Crisis profunda en el Poder Judicial ocasionando la paralización de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a causa de la actitud de dos Magistrados de la CSJ – Rafael Solís y Armengol Cuadra - pertenecientes al Partido Frente Sandinista (FSLN), a pesar de que su mandato ya se extinguió. Dichos ex magistrados se empecinan en seguir ejerciendo sus cargos y rehúsan desalojar sus oficinas, desafiando públicamente la autoridad del propio Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Ambos ex magistrados se han convertido en instigadores de acciones vandálicas de turbas integradas por empleados del Estado, incluyendo a jueces y a miembros del personal de la Corte Suprema y de Juzgados de Apelaciones y locales de todo el país, han encabezado manifestaciones violentas, alentado y justificado actos vandálicos registrados y difundidos por los medios de comunicación a nivel nacional e internacional.

4. El martes 20 de abril, el partido de gobierno FSLN, con el aval del Presidente de la República, utilizó turbas de pandilleros organizadas al estilo de las “maras” que operan en otros países centroamericanos, para impedir a los diputados de las bancadas democráticas el acceso a la sede de la Asamblea Nacional donde debía celebrarse una sesión del Poder Legislativo convocada por Don Carlos Núñez, Diputado del FSLN, Presidente de la Asamblea Nacional. Al decidir los diputados de las bancadas democráticas sesionar en una sala del Hotel Holiday Inn de Managua, los diputados democráticos fueron impedidos de ingresar en dicho hotel, fueron insultados de manera soez, fueron agredidos físicamente y atacados mediante el uso de morteros manuales (especies de bazukas de fabricación artesanal), resultando heridos tres de los diputados y se ocasionaron daños materiales cuantiosos. Ante la intensidad de los ataques, las personas hospedadas en el hotel tuvieron que huir llevando en brazos niños de corta edad.

5. Al día siguiente – miércoles, 21 de abril - periodistas del Canal 4 de Televisión, propiedad de la familia presidencial, agredieron a diputados de la Bancada Democrática (liberales y conservadores) y de la Bancada del Movimiento Renovador Sandinista - MRS), apostándose en la propia entrada de las oficinas en que se encontraban reunidos, mientras activistas del FSLN incendiaban varios vehículos propiedad de dichos diputados y de un Concejal Conservador de la Alcaldía de Managua.

6. La propia Jefa Nacional de la Policía, Comisionada Aminta Granera, admitió su impotencia para proteger a los legisladores y a la población en general dejando entrever que la pasividad y la tolerancia de la Policía hacia los elementos antisociales es atribuible a órdenes expresas del Presidente de la República o de sus colaboradores inmediatos.

7. El día de ayer, jueves, 22 de abril, la Asamblea Nacional pudo finalmente sesionar en su propia sede, para lo cual fue necesario que la policía accediera a dar protección a los diputados de los sectores democráticos para que éstos pudieran entrar en el edificio de dicho Poder del Estado. Este mismo hecho confirma y demuestra la complicidad de la Policía con los antisociales de pandillas, maras, etc. durante los días precedentes y la existencia de órdenes emitidas al más alto nivel del Ejecutivo.

8. El día de ayer, la Unión Ciudadana por la Democracia (UCD), un importante organismo de coordinación de organizaciones de la sociedad civil, junto con las dos principales organizaciones de la empresa privada y del sector productivo, a saber: el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y la Cámara de Comercio Nicaragüense-Americana (Amcham) emitieron una declaración advirtiendo de gravedad las consecuencias de estos sucesos y del peligro para el futuro de nuestra nación..

Ante tal abuso de poder del régimen encabezado por el Presidente Daniel Ortega, es preciso es constatar que Nicaragua se encuentra actualmente bajo un golpe de Estado “encubierto, pero real” ya que todos los poderes del Estado han sido invadidos y secuestrados institucional y operativamente por el partido FSLN, no se ha respetado el vencimiento de los períodos de los funcionarios salientes y se ha pospuesto indefinidamente la elección de los nuevos titulares para dichos cargos. Mientras tanto, en la propia Asamblea Nacional, se utilizan diversos métodos delincuenciales que van desde chantajes personales hasta la compra de votos mediante el pago de sumas considerables de dinero en dólares de los Estados Unidos para presionar o tratar de seducir a ciertos diputados vulnerables a fin de que voten para favorecer los intereses anti-democráticos y anti-constitucionales del Presidente Ortega y de su partido Frente Sandinista.

Es particularmente significativo y alarmante que esta agravación de la situación institucional de Nicaragua, se ha acelerado visiblemente a raíz de la visita relámpago realizada a Nicaragua los días inmediatamente anteriores por el Dictador-Presidente de Venezuela Comandante Hugo Chávez, seguida inmediatamente por la reciente cumbre de países miembros del Alba, celebrada en Caracas los días 19 y 20 de abril, dominada por la presencia, además del propio Presidente Chávez, del actual dictador de Cuba Raúl Castro.

Ante este ominoso panorama, de manera vehemente y urgente demandamos lo siguiente:

1. Que nuestros partidos hermanos demócrata-cristianos, liberales y centristas, alerten al Parlamento Europeo, a sus respectivos gobiernos y parlamentos nacionales a fin de que tanto individual como colectivamente adopten las medidas institucionales y políticas pertinentes a fin de contener la ofensiva totalitaria del Presidente Ortega, respaldado por Dictador-Presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías y otros gobernantes de países miembros del Alba..

2. Que la Unión Europea , el Parlamento Europeo y los parlamentos y gobiernos nacionales de países democráticos envíen a nuestro Nicaragua delegaciones del nivel técnico-político apropiado para verificar in situ los hechos antes expuestos y manifestar su solidaridad con nuestro pueblo y nuestras instituciones republicanas sin lo cual continuará el deterioro de la situación económica y social de Nicaragua, haciendo imposible nuestro despegue. Esto se traduciría en una nueva oleada de emigrantes nicaragüenses hacia Estados Unidos, Canadá, países de la Unión Europea, México y resto de Centroamérica y se crearían condiciones propicias para mayor inestabilidad nacional y regional, sin descartar estallidos de violencia.

CENTRO EJECUTIVO NACIONAL - PSC

José Esteban González R.

Presidente Nacional