.


 

URUGUAY | DECLARACION DE LA JUNTA NACIONAL AMPLIADA DEL PARTIDO DEMOCRATA CRISTIANO POR PANDEMIA DEL COVID 19

Noticiero Demócrata Cristiano |

Reunida la Junta Nacional Ampliada del Partido Demócrata Cristiano, habiendo considerado la 
situación nacional que vive el país por la pandemia,

DECLARA:

1. Su profunda preocupación por la gravedad de la situación que atraviesa nuestra población por el desarrollo de la pandemia

Expresa toda su solidaridad con todos los que sufren pérdidas de seres queridos y acompaña a todos aquellos que se encuentran enfermos, así como a sus familiares y personas queridas.

Reconoce especialmente a todo el personal de la salud por el enorme compromiso con que han asumido la lucha contra la pandemia.

2. Expresa también su solidaridad con todos aquellos que sufren las consecuencias económicas de ésta crisis. Los más de 60.000 nuevos desempleados, los más de 100.000 compatriotas que se han incorporado al nivel de pobreza, a los más de 40.000 empresarios que tuvieron que cerrar sus emprendimientos, a los miles que han sido enviados al Seguro de Paro, a los miles y miles de trabajadores informales que se encuentran sin ingresos.

3. Expresa su rechazo a la actitud prescindente del Poder Ejecutivo, que atrás de su consigna de "libertad responsable", no asume la responsabilidad que le corresponde al Estado en esta crisis y descansa en la ciudadanía la responsabilidad última de la tragedia que vivimos.

El Gobierno correctamente en el 2020 conformó el GACH como ámbito de expertos a escuchar. Lamentablemente desde el 7 de febrero en que el GACH llamó a restringir drásticamente la movilidad como forma de parar la virulencia de la ola del virus, el Gobierno desoyó sus recomendaciones y se alejó de la Academia y los expertos en la materia.

4. Se hace imperioso que el gobierno actúe inmediatamente siguiendo el consejo del GACH y determine una restricción muy fuerte de la movilidad, al menos por los próximos 15 días.

5. Sin dudas que esa determinación debe ir acompañada por medidas económicas que permitan a quienes no pueden trabajar mantener ingresos básicos en sus hogares.

Lamentablemente estadísticas de Cepal y FMI demuestran que Uruguay es el país de la región que ha hecho menos inversión social en la crisis de la pandemia.

6. En este sentido consideramos positivos los anuncios del Gobierno de ayer 20 de abril, por ir en la dirección correcta. Pero también expresamos que son muy tardíos y absolutamente insuficientes. Tanto el número de personas abarcadas, como el monto de dinero destinado, no alteran la gravedad de la crisis que vivimos.

7. Respaldamos la definición de las Bancadas parlamentarias del FA de que el impuesto para el Fondo Coronavirus debe alcanzar a los niveles gerenciales de las empresas privadas, como así también respaldamos el proyecto de ley de afectar por única vez los depósitos de uruguayos en el exterior. Todos deben colaborar, en particular los que pueden hacerlo.

8. Lamenta profundamente que el Sr. Presidente de la República se niegue a un diálogo con el principal partido de la oposición. Parecería que apuesta a generar una grieta, que sólo le puede hacer mal al país. El FA desde marzo de 2020 ha propuesto un Diálogo Nacional, pero jamás ha tenido respuesta. La Comisión de Seguimiento instalada en el Senado es un aporte en este sentido. Las propuestas que plantearon nuestros tres Intendentes en el día de ayer demuestran nuestra voluntad de aportar.

9. Saludamos cómo muy positiva la iniciativa del Diálogo por la Vida, que reúne a representantes de las iglesias, de la Academia, del periodismo, de distintas colectividades, del PIT-CNT, de personalidades nacionales..

Compartimos en todos sus términos el contenido de su Comunicado.

10. Desde nuestra perspectiva humanista, se hace imprescindible valorar todas y cada una de las vidas humanas que se pierden o se pueden perder.

Convocamos a todos a vacunarse, y a cumplir las medidas de uso del tapabocas y la distancia social y, muy especialmente al Gobierno Nacional a tomar las imprescindibles medidas sobre movilidad y respaldos económicos.