.


 

EL SALVADOR | SALVADOREÑOS: ¿CÓMO SELECCIONAR A LOS NUEVOS DIPUTADOS?; JORGE ARRIAGA PDC

Noticiero Demócrata Cristiano |

Hemos señalado y advertido durante meses la enorme trascendencia que tiene para el presente y el futuro del país, el saber elegir en los próximos comicios a los nuevos Diputados de la república. He repetido una y otra vez de la manera más respetuosa, que no se elige con “el higado”; es decir, no se elige con cólera, ni con resentimiento porque estas emociones negativas entorpecen el entendimiento, nublan la razón. Ni tampoco se elige porque uno o porque muchos nos digan por quien votar. ¡No! – El voto es secreto, es una decisión estrictamente personal, en donde cada ciudadano acude a las urnas y emite el sufragio por aquellas personas que de acuerdo a su criterio, de acuerdo a sus propias valoraciones, son las idóneas para representarlo. En otras palabras, no debe ser una decisión tomada por un impulso ciego e irracional, por un efecto de manada (donde va Vicente...va toda la gente), o forzada por la manipulación mediática o la imposición de un partido político, sino que debe de ser una decisión libre, pensada y analizada cuidadosamente, porque durante un período de tres años, las personas que elijamos serán las responsables de legislar para usted, para mí, para todo el país.

De la elección que usted y yo hagamos solo podemos esperar dos cosas, o los nuevos diputados hacen un firme y sano contrapeso que contribuya al fortalecimiento de nuestra república, de nuestra democracia, o por el contrario, entregan al país y nuestra libertad en manos siniestras. Como puede ver, es ¡Una encrucijada muy seria! Esto requiere de la selección de personas preparadas, capaces, con honradez e instrucción notorias, gente proba, íntegra, honesta, comprometida con El Salvador, y que legisle buscando el bien común; es decir, procurando siempre el beneficio para todos los salvadoreños, sin importar color ni condición económica y social.

¡Las leyes deben de ser iguales para todos! – No beneficiar a unos en prejuicio de otros. ¡No! – ¡Eso no sirve, eso sería más de lo mismo! – Como decimos en nuestra tierra: ¡O TODOS EN LA CAMA O TODOS EN EL SUELO!

Si no somos responsables y cuidadosos para elegir, nada más estaríamos cambiando de rostros. Como dice el conocido refrán, ¡la misma mica con distinto vestido!

Estamos a menos de 90 días para que se celebren las votaciones y como ustedes se habrán dado cuenta, ya se comienza a sentir un ambiente tenso, cargado de confrontación. Los ánimos se están calentando, ha habido ya mensajes de incitación a la violencia en el terreno incluyendo acciones de presión, acoso y privación de libertad para el mismo Tribunal Supremo Electoral y sus empleados. Esta es una situación muy delicada que no puede ser vista a la ligera.

En este contexto, mi visión de país y mi compromiso con todos los salvadoreños me ha llevado a tomar la decisión de escribir y compartir esta guía rápida que les ayudará a ordenar racionalmente su proceso de selección de candidatos. Es mi esperanza que les sea de utilidad y le saquen el máximo provecho.

Como siempre, utilizaré la metodología de preguntas y respuestas para ir desarrollando este asunto. Empecemos:

¿POR QUIÉN VOTAR? – ¿QUÉ TENGO QUE BUSCAR EN LOS CANDIDATOS?

Mi sugerencia es enfocarse en dos grandes temas, los aspectos personales del candidato y los aspectos que tienen que ver con su preparación académica, con su desarrollo profesional y las propuestas de trabajo que ofrece. Desde ya les digo que un candidato que no tiene propuestas serias y bien fundamentadas que presentar al pueblo, no es apto para aspirar a ocupar una curul en la Asamblea Legislativa.

El clamor de los salvadoreños es que ya están hartos de lo mismo y que se necesita un cambio. Magnífico, comparto su punto de vista, pero entonces, nosotros también portémonos serios, dejemos la comodidad y tomémonos el tiempo para elegir con sumo cuidado a nuestros representantes.

ASPECTOS PERSONALES

A través de observar y escuchar con atención a los candidatos podemos deducir y evaluar algunos elementos importantes de su perfil.

1. PRESENTACIÓN PERSONAL. ¿Qué imagen representa el candidato a través de su apariencia personal? – ¿Cómo se expresa? – A primera vista, ¿Se siente usted identificado y representado por él o por ella?

2. CREDIBILIDAD. ¿Inspira seguridad y confianza el candidato? – ¿Goza de buena reputación? – Porque si ya trae “cola que le pisen” entonces empieza mal. Debe tener una trayectoria limpia.

3. LIDERAZGO. ¿Tiene cualidades de liderazgo o nada más es un seguidor sumiso y obediente que solo se limita a repetir el discurso del partido que representa?

4. CONVICCIONES, PRINCIPIOS Y VALORES. ¿Toma posición y presenta argumentos veraces o miente? – Oígase bien: un candidato que teniendo frente a sus ojos una realidad inobjetable, incuestionable a la vista de todo un pueblo y tiene el descaro de negarla y la habilidad de disfrazarla para presentar su propia versión y defender lo indefendible. La tal persona no es más que un simple robot que está programado para reproducir una y otra vez el cassette que le han grabado. Es un hipócrita, un embustero, un mentiroso compulsivo, un sinverguenza. Si miente ahora con tanta frescura, mentirá después, y mucho peor. ¿Qué esperanzas tiene usted con alguién así? – ¿Qué clade de principios y valores tiene este candidato? – ¿Qué esperanzas tiene un pueblo en un representante de esta talla? – ¡Ninguna! – ¡Será peor que los demás!

En este punto quiero hacer énfasis en lo siguiente: hoy en día algunos candidatos cuando son confrontados con la verdad de la realidad que vivimos, hábilmente salen al paso diciendo que son cristianos. Utilizan su profesión de fe como un recurso para inspirar y ganarse la confianza de la gente. Nunca olvide que: Un candidato o candidata que profesa ser cristiano tiene la obligación ética y moral de hablar con la verdad. Un candidato o candidata que miente descaradamente o que defiende la mentira, no puede ser cristiano. ¡Así de simple! – Cuidado con dejarse engañar que en estos tiempos que vivimos hasta el mismo diablo se viste de cristiano, habla como cristiano y lleva biblia en la mano. ¡Atentos!

5. CARÁCTER. ¿Presenta con firmeza y respeto sus posturas? – ¿Permite el diálogo, muestra tolerancia y maneja el disenso con respeto? – Por favor, no confundir carácter con malcriadeza, arrogancia y prepotencia. ¡Esto no sirve para un servidor público! ASPECTOS DE INSTRUCCIÓN

En este punto partimos de la premisa de que cada partido o instituto político ha hecho ya un trabajo exhaustivo de selección y de investigación de sus candidatos. Este debería de ser el primer filtro. Así que cuando tengamos oportunidad, pongamos atención a estos elementos:

1. PREPARACIÓN ACADÉMICA. – ¿Qué título tiene el candidato? – ¿Qué sabe hacer? – ¿A qué se dedica?

2. EXPERIENCIA PROFESIONAL. ¿Cuánto tiempo de experiencia tiene? – ¿Qué cargos ha desempeñado? – ¿En el sector privado o en el sector público?

3. EN QUE PARTIDOS POLÍTICOS ESTUVO ANTES. ¿De dónde viene? – ¿Qué cargo tenía? – ¿Por qué se salió de donde estaba? – ¿Por qué lo expulsaron?

4. PROPUESTAS. ¿Tiene propuestas? – ¿Son claras? – ¿Son realizables o no pasan de ser un hermoso poema o una carta a santa claus? – ¿Sus propuestas nos hacen avanzar como país o nos hacen retroceder? - ¿Nos hacen crecer o nos hunden más en la desgracia?

Para finalizar, les invito a reflexionar en esto:

La Asamblea Legislativa no es un establo para albergar borregos sumisos, ni tampoco debe ser una cueva de ladrones y corruptos que se venden al mejor postor. Tampoco debe de ser una “institución de mudos” de esos que cuando el pueblo está siendo pisoteado y humillado, en lugar de pararse firmes y alzar la voz como sus representantes que son, guardan un silencio cómplice y servil. ¡No! – ¡Eso no sirve! Los diputados como representantes del pueblo tienen que ser gente ética, correcta, pensante, con criterio, que sean capaces de dialogar, tomar posiciones firmes y defenderlas con argumentos sólidos con el fin de lograr un propósito esencial: ¡Diseñar leyes justas! – Seamos sinceros, nuestro querido El Salvador está hecho una porquería, una desgracia. Necesitamos con urgencia “limpiar la casa” y poner las cosas en orden. Para lograrlo se necesitan ¡Leyes que tengan dientes! y fortalecer el Estado de Derecho, el imperio de la Ley. ¡NADIE DEBE DE ESTAR POR ENCIMA DE LA LEY! – Y, ¡NADIE ES NADIE! – En lenguaje salvadoreño popular: ¡LA LEY DEBE DE SER PAREJA PARA TODOS, PARA LOS QUE TIENEN PISTO Y PARA LOS QUE NO TIENEN! – Y EL PRIMERO QUE DEBE DE RESPETARLA ES EL GOBERNANTE DE TURNO Y SU EQUIPO DE GOBIERNO! – ¡DESPIERTA EL SALVADOR!

Hermano salvadoreño, por favor recuerde:

Hasta el día de hoy y por gracia de Dios usted vive en un país en democracia. Por lo tanto, ES UN CIUDADANO LIBRE DE DECIDIR POR QUIEN VOTAR. Este próximo 28 de febrero de 2021, no deje de ejercer su derecho, pero hágalo con responsabilidad, con la plena consciencia de que su decisión traerá consigo consecuencias positivas ó negativas, de esperanza o desesperanza, de progreso o de retroceso, no solo para usted, sino para sus padres, sus hijos, sus nietos y para todos los salvadoreños. Pida a Dios que le de sabiduría para tomar quizá una de las decisiones más importantes de su vida como ciudadano de este país.

¡QUE DIOS NOS DE LA SABIDURÍA PARA SABER ELEGIR! ¡QUE ASÍ SEA!