.


 

ALEMANIA | EN SU PRIMER CONGRESO DIGITAL, EL PARTIDO DE GOBIERNO ALEMAN ELIGIO A SU NUEVO PRESIDENTE; THOMAS SCHAUMBERG

Noticiero Demócrata Cristiano |

El primer ministro del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, fue electo como nuevo presidente de la oficialista Unión Demócrata Cristiana (CDU según sus siglas en alemán). Por primera vez y debido a la pandemia, los 1001 delegados que representaban a los 400.000 miembros del partido se reunieron y votaron a su presidente de manera virtual. El primer congreso digital de un partido político alemán con elecciones de la directiva impresionó tanto a los observadores como a otros partidos políticos por su organización impecable.

Armin Laschet, de esta manera, está en una buena posición para ser candidato a la sucesión de Angela Merkel durante las elecciones federales del 26 de septiembre, cuando ella deje la cancillería alemana después de 16 años en el cargo. No obstante, se enfrenta a un panorama político desafiante debido a la pandemia. La recuperación económica pospandemia pero también la digitalización y el desarrollo sustentable serán los temas que dominarán el debate político en los próximos meses.

Laschet, un político experimentado y moderado de 59 años de edad, venció al exjefe de la bancada de la CDU, Friedrich Merz, en una segunda vuelta por 521 contra 466 votos. Un tercer candidato, el exministro de Medio Ambiente, Norbert Röttgen, fue eliminado en la ronda anterior. En la presidencia de la CDU, Laschet reemplaza así como presidente del partido a Annegret Kramp-Karrenbauer. Hace un año, ella había comunicado su renuncia a la presidencia del partido y por lo tanto a ser candidata a la Cancillería tras una crisis política en Turingia, estado federado en el este de Alemania. La crisis fue relacionada con un voto conjunto de la CDU con el partido populista de derecha, AfD, en las elecciones del primer ministro de ese estado.

El electo presidente de la CDU tiene que manejar el nuevo comienzo después del ciclo de Angela Merkel, unir los diferentes sectores del partido y prepararlo para las elecciones federales. A pocos meses de los comicios, aún no está claro si el presidente será también el candidato del partido a canciller. Es una decisión que tiene que tomar la CDU junto con su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU). Aparte de Laschet, este candidato podría también ser el presidente de la CSU y primer ministro de Baviera, Markus Söder. Por lo menos, en teoría, los dos partidos podrían ponerse de acuerdo en apoyar a otro candidato, como el ministro de salud, Jens Spahn, aunque esto por el momento no parece muy probable. La decisión final se tomará en la primavera y estará influenciada por las elecciones en tres estados federados importantes: Renania-Palatinado, Baden-Wurtemberg y Hesse.

Laschet durante los últimos años ha sido un leal partidario de la canciller y ha subrayado que un cambio de dirección del partido «sería la señal equivocada». En un discurso emocional e integrador, el nuevo presidente de la CDU se basó en su experiencia como primer ministro del estado más poblado de Alemania: «Debemos mantener la confianza del centro político en nosotros». Queda por ver si lo logra. Pruebas a superar no le faltarán.

Thomas Schaumberg; Representante adjunto, Fundación Konrad Adenauer en Uruguay, para Diálogo Político.