MEXICO | TRAS ELECCION, EL RETO EN VENEZUELA ES COMO RESOLVER PROBLEMAS SOCIALES

Editor Noticiero DC |

A decir del político panista, quien estuvo en Venezuela como observador electoral, el reto para la nación sudamericana es cómo resolver los problemas de la ciudadanía, entre ellos el abasto de ciertos productos.
Ahora que triunfó la oposición en Venezuela, tras la jornada electoral de este 6 de diciembre, Marco Antonio Adame, quien acudió como observador electoral al país sudamericano, señaló que el reto es lograr un cambio de fondo para resolver los diversos problemas sociales que aquejan a la población.

A decir de Adame, coordinador de relaciones internacionales del CEN del PAN, el reto es "¿Cómo va a vivir la unidad el parlamento? ¿Cómo va a construir las propuestas que resuelvan los principales problemas que tienen los venezolanos".
En entrevista telefónica con Óscar Mario Beteta, José Antonio Adame dijo haber estado en los centros de abasto, donde la gente tiene que adquirir productos con un salario de 5 dólares al mes, además de una moneda incapaz de mantenerse estable durante una misma jornada y la gente tiene días determinados para abastecerse.
"Hay mucho que hacer para reconstruir una economía muy dañada, y también para atraer inversiones", afirmó el panista al tiempo que señaló que, a diferencia de otros años, los venezolanos han tenido que migrar a otros países para obtener lo que no pueden conseguir en su país.
Adame sostuvo que "para el Partido Acción Nacional fue muy importante ser parte de la fuerza política internacional que apoyó esta jornada de cambio". Asimismo, adelantó que "vamos a estar atentos, vamos a seguir actuando para que este proceso de reconstrucción en un país tan lleno de posibilidades, con las mayores reservas petroleras del mundo, pueda ser un lugar donde los venezolanos puedan vivir en paz".
Al tocar el tema del trato para con los observadores electorales, Adame señaló que aunque hubo respeto, luego del mediodía se tensaron las cosas y se conoció que a los expresidentes latinoamericanos les fue retirada su acreditación, entre ellos Andrés Pastrana, presidente la Internacional Demócrata Cristiana.