.


 

ODCA - CENTROAMERICA | LOS PARTIDOS DEL CENTRO HUMANISTA Y LOS RETOS DE LA GOBERNABILIDAD EN CENTROAMERICA"

Editor Noticiero DC |

Los partidos de inspiración humanista cristiana, convocados por el Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (INCEP) y la Vice Presidencia de ODCA para Centroamérica, reunidos en un Taller de Trabajo en la ciudad de Tegucigalpa el 26 y 27 de agosto del 2012,  con el objetivo de analizar y reflexionar estratégicamente en torno a la actual situación sociopolítica de los países del área y sus impactos en las democracias de la subregión, confirmamos la existencia de los siguientes desafíos, cuya atención y superación nos comprometen.

·         El fortalecimiento de la democracia en nuestros países, caracterizado por:
·         Transparencia  en las reglas electorales
·         Idoneidad e independencia de criterio de las autoridades electorales
·         Relación fluida y proactiva entre ‘representantes’ y ‘representados’
·         Sistemas de partidos políticos que practiquen la democracia interna partidaria
·         Transparencia en la gestión pública, participación ciudadana, acceso de los ciudadanos a la información, y la rendición de cuentas a los electores reales dueños de la cosa pública

·         La formulación y realización regional de un ‘proyecto de economía social de mercado’ humanista y no mecanicista , que comprenda:
·         Criterios éticos y solidarios, además de la productividad, la eficacia y la eficiencia
·         Considerar al sector privado como motor del desarrollo, pero estableciendo a la vez  una fuerte institucionalidad estatal subsidiaria
·         Estado de derecho eficaz, asegurando la seguridad jurídica y la certidumbre política,
·         Políticas y proyectos sociales efectivos, y sin sectarismos partidistas, entendiendo que cuando la economía ignora lo social, los costos los pagamos todos

·         El cierre de la brecha social:
·         Aumentando el capital social, invirtiendo mucho más en educación y creando mayores canales de confianza y comunicación entre los distintos actores: gobierno nacional, sociedad civil, partidos y gobiernos locales
·          Enfrentando con eficacia la creciente violencia y la desintegración familiar, que tiene el potencial de destruir lo logrado durante estos 25 años, en materia económica y política
·         Disminuyendo la desigualdad económica y social
·         Fortaleciendo la seguridad ciudadana y contrarrestando la delincuencia
·         Logrando ‘acuerdos de gobernabilidad’ que procuren  equilibrar la ‘política’ con la ‘demanda social’

Compartimos la visión del reciente Informe acerca del Estado de la Región, respecto a que para comenzar a resolver los problemas de Centroamérica, es preciso actuar en dos niveles de acción:
·         El nacional, mediante acuerdos políticos duraderos, enmendando la debilidad de Estados y mercados y superando el bloqueo político
·         El regional, con más y mejores acciones en temas estratégicos como seguridad ciudadana, cambio climático, seguridad alimentaria, transporte y energía renovable.

Agradecemos al INCEP y a la Fundación Konrad Adenauer, así como a la Vicepresidencia para Centroamérica de la ODCA, la organización de este encuentro, y a los Partidos Nacional (PN) y Demócrata Cristiano (PDCH) de Honduras, por acogernos en su país.

Concluimos en la necesidad de:
·         Conformar una Instancia Coordinadora de partidos, movimientos y organizaciones del Centro Humanista en Centroamérica, que coordine procesos de reflexión y análisis acerca de la región, así como definir líneas de acción política nacional y regional, a la luz de los principios del humanismo cristiano
·         Organizar una reunión, cuya fecha se determinará a la brevedad, para dar seguimiento al trabajo realizado en el presente encuentro. 

Finalmente, manifestamos preocupación por acontecimientos ocurridos recientemente en algunos países de Centroamérica, que evidencian intenciones de clara vocación autoritaria por parte de algunos gobiernos, debilitan la institucionalidad democrática y aumentan la desconfianza ciudadana en la misma, afectando la gobernabilidad democrática y la estabilidad de las sociedades respectivas, constituyendo amenazas al sostenimiento de la democracia en este territorio.  Entre los casos que preocupan se encuentra el  impedimento puesto a la participación del partido Unión Demócrata Cristiana de Nicaragua en las elecciones municipales del 4 de noviembre de 2012.