OPINION - CUBA | OSWALDO PAYA: UN EJEMPLO A NIVEL INTERNACIONAL

Editor Noticiero DC |

Las garantías individuales y derechos civiles de los ciudadanos, siempre han sido fuente de muchas controversias dependiendo del lugar de su aplicación y de los diferentes sistemas de gobierno y condiciones internas propias de cada País.
Al respecto la Declaración Universal de los Derechos Humanos estipula que ciertos derechos son inalienables al ser humano y su respeto y defensión son obligatorios a nivel Internacional, tal es el caso del derecho a la vida, a la libertad, a la no discriminación, a la seguridad de su persona, entre otros; y que los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas, están comprometidos a asegurar y promover el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del ser humano.
Sin embargo, vemos con tristeza  que no todos los Estados miembros cumplen con lo estipulado en dicha declaración a pesar de que forman parte de dicho Organismo Internacional, por lo cual los países y mucho más las personas que luchan a favor de la protección de los derechos humanos, merecen ser reconocidos.

En este tenor, me permito hacer mención del fallecimiento de Oswaldo Payá Sardiñas, quien fuera líder del Movimiento Cristiano Liberación y férreo defensor de los Derechos Humanos en Cuba, País que pertenece a la ONU desde el año 1945.
Payá fue un hombre ilustre, a quien tuve el privilegio de conocer en persona en una visita humanitaria a Cuba a en el año de 1997, donde pude constatar que era una gran persona y un líder pacifista indiscutible. Fue galardonado con el Premio Sárajov del Parlamento Europeo por su lucha incansable y pacifica a favor del tránsito a la democracia con el llamado “Proyecto Varela”, el cual proponía un referéndum para una transición democrática y pacífica en la Isla. Además, de ser aprobado convertiría en ley el derecho a la libre expresión, a la libertad de prensa y de asociación. También el derecho de los ciudadanos a tener empresas, algo que ahora solo es privilegio de los extranjeros; aunado a lo anterior, habría amnistía para presos políticos y la posibilidad de nuevas elecciones.
Por su noble y ardua labor en la defensa de los Derechos Humanos fue nominado 5 veces al Premio Nobel de la Paz en los años 2002, 2003, 2008, 2010 y 2011.
Sin duda alguna su vida y obra dejan un gran legado para Cuba y en general para la Comunidad Internacional, por su larga trayectoria y ejemplo uno de los más valientes y comprometidos luchadores por la libertad y por los derechos humanos en Cuba, su partida representa una gran pérdida para el mundo intelectual y para la sociedad.
Es por ello que en el Partido Acción Nacional nos sumamos a la pena que embarga a la familia Payá, a sus amigos y compañeros, esperando encuentren pronta conciliación en estos momentos de dolor y en ese hermano País se acerque cada día más a los ideales y propuestas planteados por Payá a favor de la democracia y los derechos fundamentales así también, esperamos que se lleve a cabo una investigación transparente para esclarecer las causas del accidente que ocasionó su muerte.
Descanse en paz Oswaldo Payá.

Por Rafael von Raesfeld Porras, Diputado Local a LVIII Legislatura del Congreso del Estado Libre y Soberano de Puebla y Presidente de la Comisión de Migración y Asuntos Internacionales.