COSTA RICA | DIPUTADO SOTOMAYOR EXPLICA SU DICTAMEN NEGATIVO AL PLAN FISCAL

Editor Noticiero DC |

Texto del discurso de esta tarde del diputado RODOLFO SOTOMAYOR AGUILAR en el Plenario Legislativo, con ocasión de explicar los alcances del Dictamen Negativo que presentó a nombre de la Fracción del PUSC, sobre el Proyecto conocido como Plan Fiscal o Paquete de Impuestos
En cuanto a renta:
El Sistema de Impuesto sobre la Renta que pretende aprobar el Ministerio de Hacienda, tiene problemas desde su conceptualización, con conceptos jurídicos inventados, que ni siquiera en el derecho comparado se han podido corroborar o asimilar, tales como la referencia a “entes colectivos sin personalidad jurídica”. 

La redacción de este capítulo es oscura, equívoca y confusa, lo cual implica dejar en indefensión al contribuyente, sobre todo porque la interpretación en materia tributaria es siempre en favor del Estado y nunca en favor del administrado.  Pese a los intentos que se hicieron por aclarar el texto, todas las mociones con estos fines, fueron rechazadas.
Creemos que los contribuyentes deben rentar sobre las actividades lucrativas habituales, es decir, aquellas que son del giro diario de los administrados y no sobre una ganancia ocasional que se reciba, por ejemplo por la venta con ganancias de una carro o una casa.   No obstante el proyecto de ley el Ministerio de Hacienda de forma indiscriminada, pretende que cualquier actividad lucrativa, pague renta.
Estamos en contra de que se grave el pago por servicios ambientales, que ha sido una conquista ambiental muy importante para un país que se pregona “verde”, “ecológicamente sostenible”, “amigable con el ambiente”. Cuál es el estímulo que se genera para quienes están afectos a este régimen? Es más bien un desincentivo muy grande para un programa que ha sido ejemplar en América Latina y el mundo entero.
No podemos admitir que los ahorros de las operadoras de los fondos de pensiones estén gravados con renta. Esta es una conquista materializada con la Ley de Protección al Trabajador lograda en un gobierno socialcristiano y representa el esfuerzo de trabajo de años de desvelo, sacrificio y dedicación.
Consideramos las rentas presuntivas muy elevadas, lo que se pretendió corregir a través de la moción N°90, pero no fue aprobada. La moción que se aprobó sigue siendo abusiva y desproporcionada. 
Por regla de principio la Fracción del Partido Unidad Socialcristiana no está de acuerdo con cargar más impuestos a los sectores que ya vienen pagando impuestos.  Por eso no estamos de acuerdo con el incremento de impuestos que el proyecto de ley pretende cargar a las micro, pequeñas y medianas empresas.   A pesar de que logramos cambiar esta situación con una moción que reformó el artículo 22 de la Ley de Renta, consideramos que todavía se debe hacer más por alivianar la carga para estos sectores. 
A las autoridades de Hacienda les cuesta mucho entender lo difícil que es hacer empresa en esos niveles, les cuesta mucho entender que tanto la carga tributaria como las cargas sociales en este tipo de empresas pequeñas se hace mucho más pesada,  sin embargo los diputados del PAC y PLN se han plegado a las posiciones del Ministerio de Hacienda, donde se toman decisiones detrás de un escritorio, desconociendo la realidad de estas micro y pequeñas empresas.
Debemos tener presente que actualmente quienes pagan, son los motores de la economía, los que la nutren y activan.  Aumentar montos y aplicar nuevos impuestos, en el contexto económico mundial, podría  afectar el funcionamiento de estas empresas y con ellas, miles de empleos, iniciativas de emprendedurismo y encadenamiento  que involucran a centenas de miles de costarricenses.
Nos parece que al Sistema del Impuesto sobre la Renta le hace falta mucha progresividad.   Todos sabemos que el Sistema Tributario de este país tiene una gran debilidad que no se corrige con esta reforma tributaria.
En general el país necesita un sistema tributario en el que los ricos paguen como ricos y los de menor ingreso paguen menos,  pero esto no se consigue con la reforma tributaria.
Nosotros hemos procurado incorporar cambios para darle más progresividad al impuesto sobre la renta,  pero en la comisión no atienden razones.   Esa comisión está gobernada por el PAC y PLN que están plegados al Ministerio de Hacienda.
Por ejemplo, hemos tratado de elevar el monto exento de renta para los asalariados que deben pagar renta, tomando en cuenta que este sector de la población ya viene pagando el impuesto, y ahora va tener que pagar un uno por ciento más por IVA en la compra de bienes, un catorce por ciento más por la adquisición de cualquier servicio, tendrá que pagar más por la compra de un vehículo,  tendrá que pagar más por el traspaso de un vehículo, tendrá que pagar más por el traspaso de bienes inmuebles, en fin, este es un sector que a pesar de que  ya paga impuestos,  se le está golpeando con más impuestos.
En cuanto a IVA:
Este proyecto amplía la cobertura del impuesto del IVA  y esto se traducirá en mejoras en la recaudación del impuesto sobre la renta. 
Nos parece bien el efecto en la reducción de la evasión en Renta, porque esto implica que van a pagar impuestos muchos evasores que no venían pagando y esto lo vemos con agrado.
Sin embargo, no podemos dejar de considerar que el IVA, es el impuesto más regresivo de todos y es por ello que  la Fracción del Partido Unidad, mocionó en muchas ocasiones, para exonerar servicios básicos, productos de consumo general, servicios de derechos fundamentales y sin embargo, estos intentos fueron infructuosos.
Reconocemos la actitud consciente y responsable de los compañeros del Partido Accesibilidad sin Exclusión que siendo los promotores de la ampliación de la canasta básica, sin mezquindad ni celo político, apoyaron la iniciativa de la fracción del Partido Unidad, de incluir los mariscos, los crustáceos y el pescado, que para algunos son un lujo, pero que para los puntarenenses, y los habitantes de las zonas costeras, precisamente las más pobres de este país, son parte de su dieta básica.  Reconociendo también que la actividad pesquera es parte de la dinámica fundamental de la vida en las costas, es que mocioné, con buen suceso, para exonerar la adquisición de los insumos pesqueros del pago del impuesto de valor agregado.
Logramos incorporar también en esa canasta básica no sujeta a IVA, el servicio de fotocopiado, que para los que cursamos estudios universitarios sabemos de su importancia.
De igual forma, preocupados por el tema de la educación, como motor de movilización social por excelencia,   incorporamos la exclusión del IVA para los textos de la educación para-universitaria. Sabemos que cada día son más los costarricenses que optan por la educación técnica, como una opción más rápida y económica, para acceder a un empleo especializado.
Después de intensos procesos de negociación, logramos también exonerar del pago del impuesto al valor agregado, las actividades de la Junta de Protección Social, el Cuerpo de Bomberos  y la Cruz Roja Costarricense.  Cómo es posible que tuvieran que venir los grupos de ancianos, los representantes y los beneficiaros de albergues y otros centros de asistencia social, para recodarnos la importancia de las labores que este tipo de instituciones realizan y después de todo un viernes de manifestaciones, logramos aprobar la moción presentada por la Unidad Social Cristiana.   
Seguimos sin entender y esa es una de las razones fundamentales por las que no daré mi voto a este proyecto de ley, es que los servicios de salud y educación privados, serán gravados con el impuesto de ventas.  Esto no es un tema de cuánto dinero es lo que se va a pagar, si es mucho o es muy poco.  Es un tema de filosofía y de visión de país y no nos gusta el rumbo que está tomando.
En este sentido, no me cansaré de insistir en el tema de acceso a internet.  No puedo admitir que por un capricho del Ministerio de Hacienda, obedecido ciegamente por la mayoría de los miembros de esta Comisión aún estando a favor de mi iniciativa, se rechazara una moción planteada con fin de exonerar el acceso a los servicios de internet en tarifa residencial. 
No es aceptable el argumento, de que actualmente se paga por ese servicio, porque existen muchos otros servicios por los que antes no se pagaba y con este proyecto de ley se van a pagar y me refiero a la educación y a la salud principalmente, pero también a los servicios bancarios y financieros que cuyas comisiones serán gravadas con el IVA.  También presentamos mociones para exonerarlos, y estas fueron rechazadas sin el contradictorio merecido.
Impulsamos también exonerar del impuesto de ventas, la tarifa básica de la telefonía fija y los servicios de agua y electricidad, sin embargo corrieron con la suerte de las más de 100 mociones que presenté, fueron rechazadas sin análisis, sin discusión, sin argumentos en contra que lo justificaran. 
En otros temas:
El Régimen de Zonas francas no puede alterarse. El capital de las zonas francas, es móvil y puede trasladarse o paralizarse, cuando las circunstancias dejen de ser beneficiosas, o encuentren condiciones más favorables en otro país.  Las oportunidades de empleo que se pierden, las que peligren y sobre todo la imagen de inseguridad y falta de certeza jurídicas en cuando a las condiciones que ofrece un país y que cambian de la noche a la mañana, dos años después de haberse aprobado una reforma consensuada, son verdaderamente penosas para un país ávido de inversión extranjera.  
No son aceptables los argumentos de que las cosas están claras.  No habríamos tenido acá a CINDE, a AZOFRAS, a muchos empleados que con angustia llenaron de cartelones esta Sala para pedir que no los perjudicáramos, no tendríamos empresas valorando su instalación, y no habríamos tenido a Anabel González acá en esta Sala preocupada pero  abierta y dispuesta a debatir, los argumentos que solo tímidamente se atrevieron a esbozar.
Se presentaron mociones para incorporar en este proyecto contenidos de saneamiento y transparencia fiscal, que no fueron aprobadas. Las mociones 2313, 2314, 2315, 2316, 2317, 2318, 2319 pretendían incorporar controles y rendición de cuentas a los recursos del Gobierno central, así como la autorización para que las instituciones autónomas con superávit puedan transferirlo al Gobierno central.
La fracción del PUSC no puede darle un cheque en blanco ni a éste ni a ningún gobierno, y menos cuando los recursos del cheque, salen de los bolsillos de todos los costarricenses y el Ministerio de Hacienda ha demostrado una ambición fiscal desmedida y desproporcionada y carente de sentido social y conciencia social.
Preocupa mucho el tema de la recaudación.  Si con un régimen tributario bastante menos pretencioso, menos amplio y más simple existen grandes niveles de evasión, qué va a suceder con los cuatrocientos mil millones anuales?  A quién van a gravar sin esfuerzo? A la clase media, que será la perjudicada de siempre y más que nunca en este proyecto fiscal.   
A este proyecto le faltó respaldo técnico y la fracción de la Unidad Social Cristiana, consecuente con una actitud responsable, no puede aprobar impuestos a partir de cifras caprichosas y antojadizas.  
Es por eso que no podemos estar de acuerdo con que se establezca un aumento injustificado y desproporcionado en el impuesto selectivo de consumo.  El Ministerio de Hacienda nunca envió datos o información que respaldara tratar a diferentes como iguales.
El impuesto a los vehículos de lujo también debió ser modificado. Quién dice a partir de qué monto, el valor del carro es un lujo? No es lo mismo un vehículo lujoso 4x4 que un automóvil, porque el valor de uno y otro varían por esa misma condición.   
Las derogatorias generales establecidas en este proyecto de ley, son otra muestra del por qué no vamos a apoyarlo. Legislar así, es legislar a ciegas, sin saber ni siquiera a quién se afecta ni por qué… Y en un país con cultura legalista, donde hay más de 8 mil leyes promulgadas, esa es una actitud irresponsable.   Presenté una moción para que el Ministerio de Hacienda enumerara por lo menos, las leyes que serían afectadas con esa derogatoria tan amplia pero tampoco fue aprobada en la Comisión. 
Responsablemente no puedo dar mi aprobación a una carta en blanco, en donde ni siquiera exista constancia en el expediente de esta Comisión de lo que se pretende derogar específicamente.
Reconozco la excelente actuación del Presidente que en medio de las inmensas y a mi parecer anti democráticas limitaciones que dispuso este procedimiento especial de 208 bis, actuó con tolerancia, respeto y amplitud, insisto, aún en medio de las circunstancias.
Lamento en cambio, la negativa de la Comisión de recibir a muchos de los sectores que manifestaron su interés por expresar y manifestarse en relación con la afectación que podría recibir su gremio en caso de aprobarse este paquete de impuestos.  La Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (AIVEMA), el Consejo Nacional de Cooperativas, la Cámara de la Construcción, la Cámara de Pescadores Artesanales de Puntarenas, la Unidad de Rectores de las Universidades Privadas de Costa Rica, la Junta de Protección Social,  son solo unos pocos ejemplos de esto.
Lamento también la intransigencia, la mezquindad política, la soberbia y la poca seriedad de las autoridades del Ministerio de Hacienda, que nunca entendieron los criterios con los que se trabaja en la Asamblea Legislativa, que no pasaron de hacer fríos y calculados análisis, con el único norte de sacarle la plata a los costarricenses.
No les basta con que la pobreza haya crecido en 0,3%  (de 21.3% a 21.6%), de acuerdo a los datos del INEC, y esté en verdadero peligro la clase mediano… hay que seguir maltratando a la clase media para qué, si no es para acabarla.  Y jamás el Partido Unidad será partícipe de este ataque contra la clase media que ha sido la base de construcción de lo que es este país y que ha sido la base de la paz social que nos ha caracterizado a lo largo de su historia.
Lamento que la mezquindad y la torpeza políticas del Ministerio de Hacienda hayan llegado a tal extremo de presentar, a través de sus diputados aliados, las mociones que anteriormente habían sido presentadas por la fracción del Partido Unidad y de otras bancadas legislativas. 
Ha existido un limitadísimo margen de acción por un pacto bloqueado que impidió la iniciativa libre de los diputados que incluso de las bancadas de Liberación Nacional y el PAC se nos han acercado a pedirnos presentar mociones, preocupados por el contenido de este nefasto proyecto de ley y cuyas iniciativas han sido paralizadas por el Ministerio de Hacienda, con argumentos falaces y confusos.
Creemos que el Ministerio de Hacienda, con el argumento fantasma de favorecer a los grandes, ha perdido la perspectiva y están afectando a los más humildes.  Con el interés de no ayudar a las grandes empresas, no están ayudando tampoco a los menos favorecidos, que sí necesitan de la asistencia social y los beneficios fiscales de los que gozan. Eso es actuar con ligereza, inconsciencia e irresponsabilidad y no es así como se gobierna un país, y no es así como se negocia un paquete de impuestos de la índole de este plan fiscal.
Por todas esas razones, y otras, que en razón del tiempo no puedo exponer, solicito respetuosamente  el voto  positivo para este dictamen, que recomienda el archivo de este proyecto de ley.