OPINION | DELL´ORO: LA VERDADERA BATALLA EN EL MUNDO DE HOY ES POR VALORES

Editor Noticiero DC |

El hambre, la destrucción del medio ambiente, la violencia, la discordia, el odio y el terrorismo son los hechos que se han generalizado y producen la mayor angustia a los hombres y mujeres que habitan el planeta.
No podemos negar la existencia de conflictos latentes y de rupturas que significan cambios en un mundo convulsionado, pero frente a ellos, es preciso revitalizar valores que están sublimados por la confusión. ¿De qué manera? Para quienes creemos en el Humanismo Cristiano, una buena medida sería hacer sentir su voz a través de la comunicación de los valores que lo constituyen.
Bregar por la paz y el entendimiento debe estar siempre presente, porque si ello se deja de lado, las soluciones de fuerza aparecen como las únicas opciones para dirimir posiciones enfrentadas. No basta con reconocer los males que aquejan al mundo, sino también, desde nuestro lugar, hay que involucrarse para que éstos no nos sean indiferentes.
Lamentablemente mientras haya políticos que manejan el “doble stándar” o sea la mentira permanente, la política irá desprestigiándose cada día más. Lo que es un crimen para un sector no lo es para los que están en la vereda contraria. En nombre de intereses ideológicos y no pocas veces en búsqueda de la paz, los que cometen actos condenables son aplaudidos o descalificados según una extraña solidaridad que aprueba o reprueba, no en nombre de principios sino de subjetivismos e intereses. 
Si el gobierno con el que no se simpatiza cierra un medio de comunicación o impone censura, se lo condena, si lo hace con el que es afín, se le aplaude. Si aquél tortura, es un criminal, si éste lo hace, se silencia o lo que es peor se lo justifica. En nuestra América Latina de estos procederes los ejemplos abundan.
La verdadera raíz de estos graves conflictos es la mentira. Es bueno recordar lo que Solzhenitsyn, en el discurso que envió a Estocolmo para la ceremonia de entrega del Premio Nobel, decía: “No olvidemos, que la violencia no viene sola, que es incapaz de vivir sola, porque está íntimamente asociada por el más estrecho de los lazos naturales con la mentira. La violencia encuentra no sólo refugio en la mentira y la mentira no sólo sostén en la violencia. El hombre que escogió la violencia como medio, debe, inexorablemente, elegir la mentira como regla”.
Estas formas de “no verdad” están en la base de la violencia y abonan el terreno para que ella prospere. De allí, la responsabilidad de los dirigentes que comparten una buena cuota de la misma, con algunos medios que brindan información parcial o deformada, manipulando la realidad, especialmente cuando esos medios han sido cooptados por gobiernos o responden a intereses económicos o políticos.
Como pregonaba Eduardo Frei Montalva: “El Humanismo Cristiano tiene su base en la confianza fundamental en el hombre, en el reconocimiento de sus derechos, en el repudio a toda forma de violencia, en el uso de métodos que se conforman con ese pensamiento por su naturaleza individual y social, implica construir fuerzas políticas y sociales que deben asumir a su propio riesgo su presentación, defensa e implementación”.
En medio de la confusión de valores que hoy sufre el mundo, construir la paz con obras de paz, no es una tarea fácil y exige la restauración de la verdad. Luchar por ello es imprescindible si no queremos caer en una anomia generalizada. Sin verdad no habrá paz.


-------


Jorge Dell´Oro.
Presidente de Dell´Oro Trigo Comunicación.
Técnico en Publicidad de la Escuela Argentina de la Propaganda.
Posgrado en Gestión y Comunicación Cultural en FLACSO de Buenos Aires.
Diplomado en Economía Social de Mercado de la Universidad Rafael Landívar de Guatemala.
Becario de la Fundación Ebrópolis, de Zaragoza España, del Curso Superior de Dirección Pública Local para Gestores Iberoamericanos. Ciudades del Siglo XXI.
Consultor BID Banco Interamericano de Desarrollo, responsable de la comunicación del Proyecto Urbanístico Aurora-Cañas, de la ciudad de Guatemala.
Integro el equipo de comunicación de la Reforma de la Constitución Argentina.
Participo en los equipos de comunicación de más de 40 campañas políticas, entre ellas las del Partido Popular de España campaña candidatura José María Aznar a su primera presidencia, Partido Justicialista de la Argentina, Partido Nacional de Honduras campaña presidencial candidato ganador Pepe Lobo, Partido Popular de Panamá en alianza con el Panameñismo ganador de las últimas elecciones. 
Consultor de Naciones Unidas PNUD y Banco Mundial.  .
Asesor de Intendentes, Diputados y Ministros en Argentina.
Asesor de comunicación de AGEERA Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina.
Fundador de OCPLA Organización de Consultores Políticos Latinoamericanos Fundación Konrad Adenauer.
Ha publicado numerosos artículos, manuales y libros sobre comunicación política y Marca Ciudad.

Distinguido con el GOLDEN BRAIN 2012 a la trayectoria en la Comunicación y Publicidad Argentina.