OPINION - CHILE | EL BANCO DE CHILE, ¿EL BANCO DE LA TELETON?

Editor Noticiero DC |

POR Carlos Kaiser
Por 33 años, el Banco de Chile ha apoyado todas las campañas de la Teletón. Se abren cajas auxiliares e diversos puntos del país, sus trabajadores hacen turnos y cubren las 27 horas de amor.
Hasta aquí parece que estamos frente a una empresa modelo de Responsabilidad Social Empresarial, pero al analizar los hechos el lector podrá ver que no es ese el caso.
¿Cuál es el espíritu de hacer la Teletón?
Si creemos en los valores declarados, debemos partir por decir que con las campañas de Teletón se financia la rehabilitación de niños y jóvenes con discapacidad. Entonces surge la pregunta ¿para qué queremos rehabilitar a una persona con discapacidad?. La primera respuesta sería apoyarla en el desarrollo de todas sus habilidades y funcionalidades, pero ¿para qué?. Si como sociedad creemos que todos los seres humanos nacemos con los mismos derechos y obligaciones, si creemos que todos somos iguales ante la ley, entonces lo lógico es quitar toda barrera que impida o disminuya el goce efectivo de los derechos humanos.

En este sentido el acceso  la rehabilitación es un elemento esencial para la igualdad, pero no es el único. Otros elementos esenciales son:    
a) El acceso a la educación. Según el primer Estudio Nacional de Discapacidad ENDISC, en Chile solamente el 2,2%. Esta cifra se explica por prejuicios de parte de colegios, por falta de infraestructura con accesibilidad, entre otros factores.
b) Acceso al trabajo. Según el primer Estudio Nacional de Discapacidad ENDISC, el 75% de las personas con discapacidad no tiene trabajo.
c) Acceso a espacios y edificios de uso público. No se cumplen las leyes.    
En Chile, existen leyes sobre accesibilidad y tratados internacionales vigentes.
La Convención Internacional de los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad , en su artículo 9, inciso 1º
“ [...] las personas con discapacidad puedan vivir en forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida, los Estados Partes adoptarán medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones, y a otros servicios e instalaciones abiertos al público o de uso público, tanto en zonas urbanas como rurales”.
En la ley 20.422 se establece en el artículo 28.- “Todo edificio de uso público y todo aquel que, sin importar su carga de ocupación, preste un servicio a la comunidad, así como toda nueva edificación colectiva, deberán ser accesibles y utilizables en forma autovalente y sin dificultad por personas con discapacidad, especialmente por aquellas con movilidad reducida. Asimismo, estarán sometidas a esta exigencia las obras que el Estado o los particulares ejecuten en el espacio público al interior de los límites urbanos, y los accesos a los medios de transporte público de pasajeros y a los bienes nacionales de uso público. Si las edificaciones y obras señaladas en este inciso contaren con ascensores, estos deberán tener capacidad suficiente para transportar a las personas con discapacidad de conformidad a la normativa vigente”.
Diversas sedes del Banco de Chile no cuentan con accesibilidad, las personas con discapacidad no pueden hacer uso autónomo de sus instalaciones. Destaca el caso de sus oficinas centrales, siendo estas inaccesibles.
En la foto aparece la casa central del Banco de Chile ¿cumple con la ley?, algunos podrían argumentar que el edificio es antiguo, sepan que China ha dotado de medidas de accesibilidad a la Gran Muralla.
No es un tema de falta de recursos, en 2011 el Banco de Chile, controlado por el grupo Luksic, con beneficios por 258.878 millones de pesos (unos 550,80 millones de dólares) y una rentabilidad del 26,34 por ciento.
En mi experiencia, el Banco de “la Teletón” discrimina. Al intentar ir a depositar a una caja en la sucursal de Peñaflor, no pude subir. De mala gana se me dijo que debía “entregarle la plata al guardia”, este punto es irregular y expone a robos a la persona con discapacidad. Al señalar el punto anterior, la ejecutiva procedió a gritarme señalando que podía irme a cualquier otra sede. ¿Se imagina que pasaría si se negase la entrada a las mujeres?, ¿o la los homosexuales? ¡el Banco de Chile discrimina!
¿Puede haber mayor discriminación que no poder entrar a un lugar público?. Lo increíble es que el Banco vende la imagen de ser el Banco de la Teletón y muchos usuarios de Teletón no podemos hacer trámites en el Banco.