REPUBLICA DOMINICANA | PRSC LLAMA A UNA MAYOR PRUDENCIA, CUANTITATIVA Y CUALITATIVA

Editor Noticiero DC |

En éstos momentos que la economía mundial vuelve a sufrir una caída y que la protesta espontánea de  los indignados llega al corazón del imperio financiero, Wall Street; hacemos un llamado, a través de Uds. para que se genere un movimiento de opinión, mas que de protestas, hacia los poderes públicos, especialmente al Congreso Nacional, para que el Presupuesto del próximo año contenga previsiones mas prudentes sobre los niveles de gastos y establezca mecanismos para controlar su calidad.
En el orden cuantitativo hacemos este llamado porque el presupuesto presentado al Congreso presenta  un nivel de riesgo equivalente casi a la tercera parte de su monto al comparar los RD$ 430 000 millones de gastos que de seguro se incurrirán, mas teniendo en cuenta las declaraciones del Presidente Fernández fuera del país, con RD$ 135 000 millones de ingresos contingentes que en el mismo se prevén pero que están por verse conforme desglosamos a continuación extraído de lo hasta ahora publicado:

  1. Consigna un déficit admitido de                  RD$22 244 millones.
  2. Confía que alcanzará financiamientos por    RD$78 262 millones,
(sin ponderar la eventualidad que la crisis pudiera dificultar su consecución)
  1. Contiene sobreestimación de ingresos por    RD$34 000 millones
(constituyendo un déficit oculto al suponer un crecimiento de casi 20%  con relación al presente año cuando éstos históricamente han crecido al ritmo de la economía a precios corrientes estimado en el mismo proyecto para el 2012 en un 11%.)

Frente a gastos fijos y seguros sustentados en ingresos que están por verse, el resultado no puede ser otro que mayor déficit fiscal que ejercerá presiones monetarias a compensar por el Banco Central contrayendo  mas circulante mediante aumentos en las tasas de interés en perjuicio de la población y la economía.  El financiamiento bancario aumentará su afluencia hacia el gobierno conllevando menos préstamos a las actividades económicas, especialmente productivas generando, en consecuencia, menos producción y  mas desempleo con sus obvias repercusiones sociales y políticas.
Pero no solo hay que velar por la cantidad de lo gastado sino por la calidad del mismo. Recientemente han trascendido los vicios de construcción en las instalaciones del CENTRO UNIVERSITARIO DEL SUROESTE (CURSO) pomposamente inaugurado por el Presidente de la República hace apenas algo mas de dos meses y para lo que se gastaron mas de RD$2000 millones de pesos
Recordemos que no es la primera vez que se construyen obras a costos multimillonarios que apenas inaugurados presentan vicios de construcción. Muestras de ello es el edificio de la SCJ, la reconstrucción del palacio de Bellas Artes, el drenaje y parque de recreación de la Mejía Ricart con Nuñez de Cáceres, la rehabilitación de playas en Puerto Plata; para solo citar algunas.
Y que otras partidas de gastos han presentado problemas de calidad. Tal es el caso del desayuno escolar que ha intoxicado niños, libros de texto conteniendo errores históricos y geográficos, eventos sobre competitividad  que no han detenido la falta de competividad de nuestra economía, vehículos y otros gastos asignados a la seguridad ciudadana mientras nuestra sociedad se hace mas insegura, publicidad de lo que se debe hacer pero no se está haciendo, reparación de salas hospitalarias que no dan servicios.
La obsesión por el gasto lleva incluso a las propias autoridades, al informar sobre sus actividades o al rendir cuenta de sus labores, a limitarse a señalar  cuanto han gastado sin precisar que resultados obtuvieron y que objetivos alcanzaron sosteniblemente.
Por éstas razones hacemos este llamado para que la opinión pública inste al Congreso Nacional en ocasión del debate sobre el Proyecto de Presupuesto para el 2012 presentado por el gobierno para que éste garantice que los gastos postulados se sustenten en ingresos seguros,  a precisar que resultados se pretenden alcanzar y a asegurar la calidad del gasto.
Sobretodo en el contexto de la crisis económica mundial.  Creemos que la única forma para protegernos de sus amenazas es mediante una disciplina fiscal que lleve al gobierno a gastar en función de sus propios recursos., sin endeudamientos. A gastar menos, pero mejor, con mas resultados.
Y que las obras construidas y los servicios prestados no hagan daño o no se  desvanezcan fácilmente ante una mínima ventisca, como ha sucedido en los casos citados.
A estos fines la Comisión de Políticas Públicas del PRSC que presido manifiesta su disposición de contribuir con las instancias responsables de la nación para conseguir un presupuesto mas prudente que el presentado por el Poder Ejecutivo y debidamente dotados de mecanismos para garantizar la obtención de resultados y la calidad del gasto.